Tipos de Jornadas de trabajo – Jornadas diarias flexibles

Un lector nos ha planteado la siguiente inquietud: 

“Yo laboro más de 48 horas  a la semana y además trabajo los domingos, razón por la cual la empresa me paga los recargos de ley.

 Sin embargo, ahora la empresa me está cambiando las condiciones a jornada flexible con un día fijo de descanso a la semana para no pagar el dominical laborado, a pesar de ser de cargo de mandos medios y de "manejo y confianza". Qué incidencia laboral tiene para mí si no acepto firmar algún otrosí. Además creo que si no acepto y tengo contrato a término fijo es obvio que no me lo renovarían.  Qué me aconsejan?”

Como puede advertirse, la consulta contiene  los siguientes elementos:

  1. El trabajador ha venido laborando en jornada normal o sea en jornada no flexible.
  2. El trabajador labora todos los días de la semana, motivo por el cual la empresa le cancela el recargo de ley a que hay lugar por laborar en domingo.
  3. Como el trabajador labora en tiempo suplementario (horas extras), la empleadora le cancela los recargos correspondientes.

Ahora la empresa quiere trasladar al trabajador de la jornada normal a la jornada flexible.

El trabajador considera que con ese traslado se les estaría perjudicando toda vez que se le reducirían sus ingresos. Pues bien, el Código Sustantivo del Trabajo en su artículo 161 señala que la duración máxima legal de la jornada ordinaria de trabajo es de 8 horas al día y 48 a la semana, salvo las siguientes excepciones:

a) En las labores que sean especialmente insalubres o peligrosas, el gobierno puede ordenar la reducción de la jornada de trabajo de acuerdo con dictámenes al respecto;

b) Derogado

c) (Modificado por el Art. 51 de la ley 789 de 2002) El empleador y el trabajador pueden acordar temporal o indefinidamente la organización de turnos de trabajo sucesivos, que permitan operar a la empresa o secciones de la misma sin solución de continuidad durante todos los días de la semana, siempre y cuando el respectivo turno no exceda de seis (6) horas al día y treinta y seis (36) a la semana; 

En este caso no habrá lugar a recargo nocturno ni al previsto para el trabajo dominical o festivo, pero el trabajador devengará el salario correspondiente a la jornada ordinaria de trabajo, respetando siempre el mínimo legal o convencional y tendrá derecho a un día de descanso remunerado.

d) (Adicionado por el artículo 51 de la Ley 789 de 2002). El empleador y el trabajador podrán acordar que la jornada semanal de cuarenta y ocho (48) horas se realice mediante jornadas diarias flexibles de trabajo, distribuidas en máximo seis días a la semana con un día de descanso obligatorio, que podrá coincidir con el domingo. En este, el número de horas de trabajo diario podrá repartirse de manera variable durante la respectiva semana y podrá ser de mínimo cuatro (4) horas continuas y hasta diez (10) horas diarias sin lugar a ningún recargo por trabajo suplementario, cuando el número de horas de trabajo no exceda el promedio de cuarenta y ocho (48) horas semanales dentro de la jornada ordinaria de 6 a.m. a 10 p.m.

De conformidad con la norma transcrita, la ley contempla tres excepciones a la regla general según la cual la jornada de trabajo diaria es de 8 horas y la semanal de 48.

Ahora bien, en esta oportunidad no nos vamos a referir a la otra modalidad de jornada flexible –la de 6 horas diarias y 36 semanales- porque el tema amerita que se le dedique una columna completa.

La excepción contemplada en el literal d) tiene las siguientes características:

  • Su adopción debe ser producto de un acuerdo entre el empleador y el trabajador.
  • El día de descanso puede coincidir o no con el domingo.
  • El tiempo de trabajo puede repartirse de manera variable durante la semana.
  • La jornada diaria no debe ser inferior a 4 horas ni superior a 10
  • No hay lugar al pago de recargo por trabajo en horas extras.
  • El número de horas de trabajo promedio semanales no puede exceder de 48 horas, las cuales deben ser laboradas entre las 6:00 a.m. y las 10:00 p.m.
  • El trabajador no podrá laborar más de un turno en el mismo día, a menos que se trate de labores de supervisión, dirección, confianza o manejo

De la simple lectura de la norma en análisis se observa que el empleador no puede unilateralmente modificar la jornada de trabajo en el sentido de trasladar al trabajador de la jornada normal a la flexible. Y esto parece que el consultante lo tiene claro.

Ahora, frente al temor que acompaña al consultante de que si se resiste a suscribir el otrosí que le proponga el empleador lo más seguro es que no se le prorrogue el contrato de trabajo, lo único que se nos ocurre sugerirle al trabajador es que si su decisión es no aceptar el cambio, se lo haga saber al empleador mediante un escrito en el cual le exprese de manera clara y puntual dicha decisión.  La copia del documento acompañada de la respectiva constancia de radicación podría eventualmente utilizarse más tarde para probar vía acción de tutela que la decisión de no prorrogarle el contrato obedeció a una represalia del empleador por haberse negado a aceptar el cambio de jornada.

Consideramos que no sería buen argumento aducir que con el traslado se perjudicaría económicamente el trabajador, toda vez que laborar en horas extras y/o en domingos no es un derecho del trabajador sino una atribución del empleador. El derecho del trabajador es a que se le pague el recargo de ley por haber laborado en tiempo extra o de descanso obligatorio, pero no a que se le ponga a trabajar en dichas circunstancias. Es más, para la ley lo mejor sería que el trabajador nunca laborara en jornada adicional.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

5 Opiniones
  1. Luis Carlos Ramirez dice:

    Buenos días.

    Siempre les leo que la máxima jornada laboral es de 48 horas semanales, a razón de 8 horas diarias, con un máximo de 2 horas diarias de horas extras.

    En este orden de ideas, como funciona la legislación para los empleados del sector salud, donde es sumamente habitual y corriente que las jornadas de trabajo sean turnos de 12 horas diarias, e igual 48 horas a la semana? No entiendo. Me pueden explicar por favor, y decirme en qué parte de la ley esto se regula?

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      Pregunta usted que en qué parte de la ley se regula la jornada de trabajo de 12 horas?

      La respuesta es: en ninguna. La ley colombiana no regula ni permite jornadas de trabajo de más de 8 horas diarias, salvo que las partes acuerden aumentar hasta en dos horas la jornada diaria para que el trabajador descanse el día sábado. O sea que las 48 horas se pueden repartir entre el lunes y el viernes, pero en ningún caso la jornada diaria puede ir más allá de las 10 horas. En los casos en que la jornada diaria se ha aumentado hasta 10 horas diarias el trabajador no puede laborar en tiempo extra.

      En conclusión, la jornada diaria es de 8 horas, y puede llevarse hasta 10 para no laborar el sábado. También puede llevarse a 10 cuando el trabajador labora 2 horas extras. Pero en ningún caso se pueden acumular las dos extensiones, vale decir no se puede llevar a 12 con el argumento de que las 4 adicionales corresponden a 2 horas extras y 2 compensatorias del trabajo del sábado.

      Saludos,

    • Jose Villa dice:

      Me da la impresión, teniendo en cuenta lo que afirma el señor Luis Carlos Ramírez, que el sector salud se quedó con la normatividad antigua, la que regía antes de la ley 6 de 1981, donde eso sí era posible.
      Esto lo deduzco al comparar la inquietud del señor Luis Carlos Ramírez, con la respuesta que da el ministerio de trabajo/preguntas frecuentes, la cual transcribo a continuacióN.

      ” 6. ¿Cuál es la Jornada de Trabajo para las personas que laboran en actividades de vigilancia y seguridad privada, en hospitales o clínicas, o en empresas donde el servicio deba prestarse las 24 horas del día y los 7 días de la semana?

      La Jornada Ordinaria Máxima de Trabajo, corresponde a 8 horas diarias, 48 horas semanales, independientemente de sector de la producción. Anteriormente la duración máxima de la jornada de trabajo para los vigilantes y trabajadores de actividades discontinuas o intermitentes, era de 12 horas, jornada que fue reducida a 8 horas, de conformidad con lo establecido en la Ley 6ª de 1981, equiparándola a la jornada de trabajo de que trata el artículo 161 del Código Sustantivo del Trabajo

      Como se puede apreciar, la jornada máxima de trabajo para aquellos trabajadores vinculados mediante contrato de trabajo y regidos por las disposiciones correspondientes al sector privado, se encuentra regulada por el trabajo diario y semanal, luego no es posible que un trabajador tenga una jornada de 12 o de 24 horas de trabajo por 12 o 24 horas de descanso, ni aun por acuerdo entre las partes.

      Cuando el servicio deba prestarse las 24 horas del día y los 7 días de la semana, la empleadora deberá enmarcar sus necesidades, en alguna de las diferentes jornadas de trabajo contempladas en la normativa vigente, sin que haya lugar a ningún tipo de excepción.”

  2. Jose Villa dice:

    Hay un caso, a mi juicio muy irregular, y es el relacionado con los(las) auxiliares de enfermería que trabajan para empresas particulares que prestan servicio de ambulancias, veámoslo:

    El(la) auxiliar de enfermería firma el contrato de trabajo pero solo le pagan el tiempo laborado con base en un SMMLV, haciendo caso omiso de modalidades de jornadas. A la persona la dotan de un celular que solo puede utilizar para su labor y le dicen; váyase para su casa, no puede tener el celular en modo apagado. En el momento que reciba una llamada exigiendo sus servicios tiene que salir corriendo para ponerse a órdenes de quienes dirijan la ambulancia. No importa la hora ni el momento. La llamada puede surgir en la madrugada o en cualquier instante del día o de la noche. Si está ingiriendo alimentos o si se está bañando o si la persona está ocupada haciendo cualquier cosa, deje de una, todo tirado y corra porque la requieren en la ambulancia.

    Ese empleado(a) no es dueño(a) de su tiempo. Las 24 horas del día las tiene comprometidas, pero si hoy no hubo llamada, quiere decir, que su devengo en este día fue de $0. Si hubo llamada, y solo fue ocupada por tres horas, solo gana lo proporcional a esas tres horas.

    Entonces, aquí, en casos como éste, qué?

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.