Trabajador oficial que pasa a ser empleado público pierde la condición de beneficiario de la convención colectiva que lo amparaba

Por

Pero, al momento del cambio de trabajador oficial a empleado público, debe darse por terminado el contrato de trabajo que se encontraba vigente, pagar la correspondiente indemnización de acuerdo con el contrato de trabajo, la convención colectiva, el pacto colectivo, laudo arbitral o reglamento interno, según corresponda, y efectuar el nombramiento ordinario conforme lo dispone la ley respecto a la provisión de empleos públicos, con su correspondiente acta de posesión.

Frecuentemente se nos consulta si un trabajador oficial que pasa a ser empleado público conserva su condición de beneficiario de la convención colectiva que lo amparaba antes de ser trasladado.

Para aproximar a los lectores al tema vale la pena recordar que de conformidad con los términos del artículo 5 del Decreto Ley 3135 de 1968, las personas que prestan sus servicios en los Ministerios, Departamentos Administrativos, Superintendencias y Establecimientos Públicos son empleados públicos. No obstante, quienes laboran en la construcción y sostenimiento de obras públicas son trabajadores oficiales. En los estatutos de los establecimientos Públicos se precisará qué actividades pueden ser desempeñadas por personas vinculadas mediante contrato de trabajo. 

Y quienes prestan sus servicios en las Empresas Industriales y Comerciales del Estado son trabajadores oficiales; sin embargo, los estatutos de dichas empresas precisarán qué actividades de dirección o confianza deban ser desempeñadas por personas que tengan la calidad de empleados públicos.

O sea que la regla general es que todos los empleados de los ministerios, de los Departamentos Administrativos, de las Superintendencias y de los Establecimientos Públicos son empleados públicos, con excepción de quienes laboran en esas entidades en la construcción y sostenimiento de las obras públicas, que son trabajadores oficiales.

Y todos los trabajadores de las Empresas Industriales y Comerciales del Estado son trabajadores oficiales, salvo aquellos que desempeñan cargos de dirección o confianza y que de acuerdo con los estatutos tienen la categoría de empleados públicos.

Otro criterio que se suele utilizar para distinguir a los trabajadores oficiales de los empleados públicos consiste en que los primeros se vinculan a la Administración mediante contrato de trabajo, mientras que los segundos lo hacen a través de una relación legal y reglamentaria (nombramiento, posesión, etc.)  

Sin embargo, vale precisar que no es la forma de vinculación la que determina la naturaleza jurídica del funcionario, por cuanto bien puede ocurrir que por error o cualquiera otra causa un empleado público sea vinculado mediante contrato de trabajo, lo cual  no conduce a que el empleado adquiera por ese solo hecho la condición de trabajador oficial.

Hechas las anteriores anotaciones, muy elementales por cierto, descendamos al quid de la columna de hoy, y para su desarrollo nos vamos a apoyar en un concepto reciente del Departamento Administrativo de la Función Pública, con el cual esa entidad atiende una consulta formulada por una ciudadana.

Señaló la consultante que ingresó a laborar en la Corporación Recreativa Metropolitana de  Medellín – METROPARQUES, en el cargo de cajera general – secretaria auxiliar, mediante contrato individual de trabajo, y que luego, en el año 2011, fue designada como contadora de la Corporación.

Refirió que mediante el Decreto 177 de 2002, METROPARQUES se convirtió en Empresa Industrial y Comercial del municipio y su “cargo se clasificó como de trabajadora oficial, en razón a que los únicos cargos de empleados públicos eran los de gerente general, gerentes auxiliares y control interno.”

Agregó, que en el año 2003 fue ascendida al cargo de jefe de contabilidad y presupuesto, nivel ejecutivo, grado 01, y continuó con la calidad de trabajadora oficial.

Indicó que en año 2010, mediante Resolución (…) de la Junta Directiva se modificaron los estatutos de METROPARQUES E.I.C.E y en el capítulo V, relativo a los funcionarios y su clasificación, se estableció que dentro de los empleos que cumplen funciones de dirección, confianza y manejo, los cuales deben ser desempeñados por empleados públicos, se encuentran los Jefes de Unidad. Que posteriormente, en 2015, a través de Resolución (…) la Junta Directiva de METROPARQUES EICE, modificó nuevamente los estatutos de la empresa y en el capítulo V, relativo a la clasificación de los funcionarios, estableció nuevamente que los jefes de unidad tienen la calidad de empleados públicos.

Adujo que METROPARQUES siempre le dio la calidad de trabajadora oficial, según consta en las certificaciones laborales, incentivos educativos y permisos para estudios, entre otros documentos que adjuntó y que, en tal virtud siempre se benefició de la convención colectiva de la empresa. Pero que esta situación cambió en mayo de 2017, cuando a raíz de la solicitud efectuada para que se le pagara la prima de antigüedad establecida en la convención colectiva, la misma le fue negada con la explicación de que “en virtud del análisis jurídico efectuado sobre su condición laboral en la empresa, se llegó a la conclusión de que la naturaleza jurídica del cargo que ostenta es la de empleado público y no de trabajador oficial, razón por la cual no puede continuar beneficiándose de la convención colectiva de trabajo establecida para los trabajadores oficiales”

 Después de un amplio y juicioso análisis del caso, cuyos detalles pueden conocerse al leer el concepto que más adelante referenciamos, el Departamento Administrativo de la Función Pública arribó a la siguiente conclusión:

«Cabe concluir, en concepto de esta Dirección Jurídica y de acuerdo con la información contenida en los documentos allegados con su comunicación, que en la actualidad usted ostenta la calidad de empleada pública de libre nombramiento y remoción, naturaleza que adquirió a partir de la expedición de la Resolución 001 de octubre de 2010, de la Junta Directiva de METROPARQUES E.I.C.E., cuando el cargo de Jefe de Unidad se transformó en un cargo de dirección y confianza en virtud de la clasificación efectuada por la Junta en los estatutos de la entidad.

Al respecto, es necesario señalar, en criterio de esta Dirección que, en su momento, cuando se dio el cambio de trabajador oficial a empleado público, es decir, en octubre de 2010 con la expedición de la Resolución 001 por parte de la Junta Directiva, la Empresa debió haber dado por terminado el contrato de trabajo que se encontraba vigente, pagar la correspondiente indemnización de acuerdo con el contrato de trabajo, la convención colectiva, el pacto colectivo, laudo arbitral o reglamento interno, según corresponda, y efectuar el nombramiento ordinario conforme lo dispone la ley respecto a la provisión de empleos públicos, con su correspondiente acta de posesión.

Así mismo, es importante señalar que no es posible continuar percibiendo los beneficios de la convención colectiva de trabajo de METROPARQUES, toda vez que los mismos no son extensivos para los empleados públicos, quienes se rigen por las normas salariales y prestacionales establecidas por la ley para ellos.»

 (Concepto 72811 del 8 de marzo de 2018, Departamento Administrativo de la Función Pública, publicado por www.legismovil.com)

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Jose Villa Dice:

    "Al respecto, es necesario señalar, en criterio de esta Dirección que, en su momento, cuando se dio el cambio de trabajador oficial a empleado público, es decir, en octubre de 2010 con la expedición de la Resolución 001 por parte de la Junta Directiva, la Empresa debió haber dado por terminado el contrato de trabajo que se encontraba vigente, pagar la correspondiente indemnización de acuerdo con el contrato de trabajo, la convención colectiva, el pacto colectivo, laudo arbitral o reglamento interno, según corresponda, ...."

    PREGUNTA:
    Dice que en Octubre de 2010 LA EMPRESA DEBIO HABER TERMINADO EL CONTRATO DE TRABAJO y pagar la correspondeinte indemnización. Entonces como la EMPRESA no hizo lo que tenía que hacer (y eso no es culpa de la empleada), significa que ahora DEBEN PAGARLE LA INDEMNIZACION Y DEMAS QUE DEBIAN HABERLE PAGADO en octubre de 2010?

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.