El trabajador puede rechazar la aceptación anticipada de la renuncia y hacer valer la fecha que señaló en su carta de retiro

Todos sabemos que para que la renuncia resulte eficaz y produzca los efectos que la ley ha previsto para tal acto,  es necesario que aquella surja de la voluntad libre y espontánea del trabajador, pues de llegarse a comprobar que la misma fue producto de la presión o la coacción del empleador, esa manifestación de terminación del contrato de trabajo carecerá de eficacia y por tanto el juez podrá ordenar la reconducción del contrato.

Sin embargo, puede darse el caso de que el empleador le proponga al trabajador presentar su renuncia a cambio de una bonificación o cualquier otro beneficio, pero en todo caso el valor de la bonificación o del beneficio en cuestión debe ser equivalente al valor de la indemnización que procedería por despido sin justa causa, o por lo menos guardar proporción con dicho monto. Así por ejemplo, carecería de presentación que a un trabajador que ha laborado durante muchos años en la empresa, ésta le propusiera retirarse de ella a cambio de una suma de dinero irrisoria, pues en ese caso habría que deducir que se trató de un engaño o de una presión encubierta, visiblemente perjudicial para el trabajador.

De presentarse esa situación consideramos que bien podría el trabajador accionar contra el empleador reclamando el pago de la indemnización correspondiente previa deducción de la suma pagada. E incluso podría demandar el reintegro por vicios del consentimiento en la presentación de la renuncia.

Ahora bien, como en esos casos generalmente la conciliación en tal sentido se adelanta ante el Inspector de Trabajo, le correspondería a ésta verificar que el convenio celebrado entre el empleador y trabajador para terminar el contrato de trabajo no lesione el derecho que le asiste al trabajador de permanecer en el empleo mientras no dé lugar a su despido. En ese orden, el funcionario administrativo deberá interrogar al trabajador a efectos de establecer si la iniciativa del retiro es suya o del empleador, si conoce el monto de lo que le correspondería por indemnización por despido sin justa causa, si considera que la compensación que se dispone a recibir guarda equivalencia con los perjuicios que sufrirá por la terminación del contrato,  y si su decisión de renunciar está  libre de presiones, amenazas, intimidaciones o coacción.

Siguiendo con el tema de la renuncia, nos consultan algunos lectores sobre qué consecuencias podría traer consigo el hecho de que el empleador le acepte la renuncia al trabajador a partir de una fecha anterior a la expresada por éste en su carta. Uno de ellos refiere que presentó su renuncia el 1º de septiembre de 2015 anunciado que renunciaba a partir del 1º de octubre del mismo año, y el empleador le contestó aceptándosela a partir del día siguiente de presentada la carta, es decir a partir del 2 de septiembre.

Pues bien, aunque la ley laboral no regula en forma puntual dicha situación, ello no es óbice para entender que en tal caso el empleador no estaría aceptando la renuncia presentada por el trabajador sino  proponiéndole la terminación anticipada del contrato de trabajo, y en tal caso el trabajador podría manifestarle su descuerdo con dicha propuesta y llevar el contrato hasta la fecha indicada en la renuncia, salvo que el empleador se aviniera a pagarle los salarios y prestaciones sociales correspondientes a los días que faltaren para llegar a la fecha prevista por el trabajador para la terminación del contrato.

Algunos quieren ver en esta figura una forma de despido sin justa causa, lo que a nuestro juicio no es acertado, por cuanto quien dice aceptar una cosa distinta de la que le están comunicando, sencillamente está contraproponiendo. Claro está que si el empleador hace valer su decisión de que el contrato termine en una fecha distinta de la señalada por el trabajador en su carta de renuncia, ahí sí podría configurarse un despido arbitrario y tendría que asumir el pago de la respectiva indemnización.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.