Trabajadores independientes deben probar los costos y deducciones aun cuando estén limitados al 50%

Los costos y deducciones que declara un trabajador independiente, deben estar debidamente soportados aún en los casos en que dichos costos están limitados al 50% conforme al artículo 87 del estatuto tributario.

El artículo 87 del estatuto tributario impone una limitación de los costos y deducciones que el trabajador independiente puede declarar:

Limitación de los costos a profesionales independientes y comisionistas. Los costos y deducciones imputables a la actividad propia de los profesionales independientes y de los comisionistas, que sean personas naturales, no podrán exceder del cincuenta por ciento (50%) de los ingresos que por razón de su actividad propia perciban tales contribuyentes.

Cuando se trate de contratos de construcción de bienes inmuebles y obras civiles ejecutados por arquitectos o ingenieros contratistas, el límite anterior será del noventa por ciento (90%), pero deberán llevar libros de contabilidad registrados en la Cámara de Comercio o en la Administración de Impuestos Nacionales.

Las anteriores limitaciones no se aplicarán cuando el contribuyente facture la totalidad de sus operaciones y sus ingresos hayan estado sometidos a retención en la fuente, cuando esta fuere procedente. En este caso, se aceptarán los costos y deducciones que procedan legalmente.

Parágrafo. Lo dispuesto en el presente artículo será aplicable a los concejales municipales y distritales.

Se ha llegado a creer que si se aplica la limitación del 50%  no se hace necesario soportar tales costos, lo cual es equivocado, toda vez que la norma habla de una limitación y no de una presunción de costos como en varias oportunidades lo ha manifestado el consejo de estado.

Es así como en la sentencia del 10 de junio de 2010 expediente 16889 la sección cuarta del consejo de estado manifestó.

Para la Sala, antes de establecer cuál de las situaciones previstas en los tres incisos del artículo 87 del Estatuto Tributario corresponde al contribuyente, lo cierto es que en todo caso, los costos que se reconocen son aquellos que, conforme con las normas que regulan su procedencia, son los que aparezcan probados, para, a partir de ese momento, determinar si debe aplicarse o no alguna limitación.

En otra sentencia (noviembre 23 de 2005, radicación 14794), la sostuvo el consejo de estado:

Se reitera que esta disposición consagra una limitación de orden legal a los costos y deducciones imputables a la actividad de servicios inherentes a los profesionales independientes, personas naturales y no una presunción como sostiene la entidad demandada, en el sentido de que fiscalmente soto se les reconoce por concepto de costos y deducciones hasta el 50% de los ingresos obtenidos en desarrollo de tales actividades.

De acuerdo con lo anterior, la Sala observa que en el sub examine no fue acertado que el a quo reconociera costos y deducciones imputables a la actividad del actor como profesional independiente, limitados al cincuenta por ciento (50%) de los ingresos determinados oficialmente toda vez que ni los probó a su cargo, ni los declaró ni corrigió el denuncio rentístico para incluirlos, por lo cual no era del caso su reconocimiento.

En consecuencia, para todos los efectos los costos declarados a la luz del artículo 87 del estatuto tributario deben estar probados con los documentos que para ello exige la norma tributaria, como son las facturas, documentos equivalentes y demás requisitos específicos y particulares que sean aplicables.

Distingo es cuando se aplica o se puede aplicar el artículo 82 del estatuto tributario, que por tratarse de una presunción, naturalmente que la Dian no exige soporte alguno de los costos aceptados mediante esta figura.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.