Trabajadores independientes sólo puede descontar el Iva relacionado directamente con su actividad

Los trabajadores independientes o quienes ejercen profesiones liberales y que son responsables del impuesto a las ventas pertenecientes al régimen común,  sólo pueden descontarse el Iva que pagan en productos o servicios que tengan relación con la actividad que desarrollan.

Esto quiere decir que un contador público o abogado, por ejemplo, al elaborar su declaración de Iva  no puede incluir el Iva que pagó por los servicios públicos de su casa, ni puede descontarse el Iva que pagó en los restaurantes los fines de semana, ni el Iva que pagó en alimentos o vestido, ni en los alimentos para sus mascotas, etc.

Así se desprende de la lectura del artículo 488 del estatuto tributario:

Solo son descontables los impuestos originados en operaciones que constituyan costo o gasto. Sólo otorga derecho a descuento, el impuesto sobre las ventas por las adquisiciones de bienes corporales muebles y servicios, y por las importaciones que, de acuerdo con las disposiciones del impuesto a la renta, resulten computables como costo o gasto de la empresa y que se destinen a las operaciones gravadas con el impuesto sobre las ventas.

La norma es clara en indicar que sólo es descontable el Iva pagado en operaciones que según las reglas del impuesto a la renta sean computables como costo o como gastos, y que además se destinen a la operación gravada, es decir, que tenga relación de causalidad con la actividad gravada que ejerce el trabajador independiente o el profesional liberal.

De lo anterior resulta claro que cualquier compra de la que no se pueda demostrar la relación de causalidad con la actividad propia de la persona, no se puede tratar como descontable el Iva pagado en ella.

Se puede descontar el Iva que se pague por el teléfono de la oficina, por los libros de actualización profesional, por la papelería, y por todo aquel gasto o costo que razonablemente se pueda relacionar con la actividad gravada que cada quien desarrolle.

Por último, es importante resaltar la connotación de “actividad gravada”, puesto que hay profesionales que pueden ejercer dos actividades; una gravada y otra no, por tanto, el Iva relacionado con la actividad que no está gravada, no se puede imputar a la actividad gravada, pues las actividades no gravadas por obvias razones no dan derecho a descontar ningún Iva pagado.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.