Trabajadores y magistrados que se incapacitan para evitar procesos disciplinarios

Por

Algunos empleadores deben tolerar a ciertos empleados que no trabajan, que hacen daño a la empresa, que perjudican a sus compañeros, etc., pues no los pueden despedir porque siempre aparecen con una incapacidad sacada del sombreo justo cuando se tiene que desarrollar algún proceso disciplinario, y es exactamente lo que está haciendo el magistrado Malo de la Corte suprema de justicia.

Es frustrante para el empleador tener que aguantar a un trabajador que como trabajador y como ser humano es inaguantable, y es frustrante la impotencia que experimenta cuando encuentra que las artimañas,  la complacencia de la ley y la justicia hacen imposible sancionar o despedir a ese trabajador.

Casos se han dado que la situación es tan insoportable que quien termina renunciando es el empleador, pues no puede soportar la situación en donde un subordinado suyo se insubordina, hace y deshace, le insulta y hasta lo agrede físicamente, y se encuentra con que es imposible despedirlo porque pertenece a un sindicato y/o  tienen amigos en la EPS o en la Arl que le expiden incapacidades  a golpe de talonario, en fin, que recurren a todo tipo de artimañas que solo un personaje de baja calidad humana está dispuesto hacer con el fin de salirse con la suya a cualquier precio.

Eso mismo que viven muchos empleadores a diario, parece estarlo sufriendo la Corte suprema de justicia con su magistrado Malo, que por enésima vez se ha incapacitado impidiendo a la corte definir el tema que es de público conocimiento.

Y eso le pasa a la misma Corte que es quien en última instancia debe solucionar problemas del mismo tipo que sufren muchos empleadores, y que es una corte garantista que en muchas ocasiones  termina ordenando el reintegro de un trabajador que ha abofeteado a su jefe, lo que a la postre resulta un tanto irónico, pues está recibiendo un poco de su propia medicina.

Lo que está sucediendo con ese magistrado Malo, es una clara muestra de las imperfecciones de la justicia donde se permite que el empleado malo se burle del empleador, de la ley y del juez hasta cuando se hastíe de su propio mal actuar y villanía.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Andres Dice:

    ¡Muy acertada columna!

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.