Trabajar independiente no significa trabajar menos

Son muchas las personas que detestan ser asalariados. No les gusta cumplir horarios, tener jefes, y menos cumplir metas de desempeño bajo presión, entre otros aspectos negativos.

Es por estas razones y otras muchas, que preferimos buscar la forma de trabar por nuestra cuenta. Nos inventamos alguno negocio, alguna forma de ganar dinero diferentes a ser asalariado, a fin de cuentas que los colombianos somos especialistas en el “rebusque”

La idea de ser trabajador independiente, en principio nos gusta y motiva porque creemos que así tendremos la libertad de disponer de nuestro tiempo, de decidir que hacer y que no, o cuando hacerlo.

Pero una vez nos aventuramos con algún negocio, poco a poco nos damos cuenta que las cosas no son siempre así. Muchas veces debemos empezar más temprano y terminar mas tarde. Pero, ¿Por qué no habríamos de hacerlo si es nuestro negocio? Ya no debemos esperar que llegue la hora de salida. No, lo que nos importa como independientes, es el cumplimiento de los objetivos, es lograr lo que nos hemos propuestos.

Quizás sea ese sentido de pertenencia por nuestro negocio, o la necesidad misma la que nos haga trabajar más de lo que trabajaríamos en una empresa. Ahora somos los jefes, debemos tomar decisiones, debemos asumir responsabilidades. Y somos los únicos responsables por los resultados obtenidos.

Por lo general, cuando se es asalariado, los problemas del trabajo se pueden dejar en la oficina. Hay tranquilidad para descansar en las noches, en los fines de semana y festivos. Si se sale a vacaciones, se puede disfrutar plenamente de ellas, sin preocupaciones. Pero todo esto ya no se puede como independiente. Si bien se tiene la libertad, las responsabilidades, retos y metas nos la quitan. Ya no somos dueños de nosotros mismos, sino de nuestro negocio, empresa o proyecto, o mejor, estos son dueños de nosotros.

Como asalariado la persona no se preocupa por la plata. La tiene cada quincena. Todo lo que debe hace es esperar, que aunque sea poco el salario, este siempre llegará. En cambio, quienes trabajan de forma independiente, no pueden asegurar que al llegar el quince de cada mes tienen dinero. Es seguro que las obligaciones y deudas se cumplen, mas no siempre se tiene dinero. Es algo que se debe aprender a manejar.

Lo positivo de todo es que los beneficios de tanto esfuerzo y trabajo, serán para nosotros y para nadie mas, y si se hace un buen trabajo, la recompensa será infinitamente mayor a que si se fuera un asalariado.

Es seguro que toda persona que tenga mentalidad emprendedora, aunque le signifique mucho esfuerzo, terminará obteniendo éxito, y de ser empleado pasará a ser empleador.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.