Tratamiento contable de las afiliaciones a un club

Las afiliaciones que una persona realiza en un club, deben tratarse como derechos y no como acciones o títulos valores.

La afiliación a un club, otorga al afiliado el derecho a disfrutar de los beneficios y servicios ofrecidos por el club, pero no le da derecho de propiedad sobre los bienes, activos o patrimonio del club.

Recordemos que un club, es una corporación sin ánimo de lucro, la cual está regulada por el código civil, en los artículos 633 y superiores.

Pues bien, el artículo 637, respecto de los bienes de una corporación establece que:

Lo que pertenece a una corporación, no pertenece ni en todo ni en parte a ninguno de los individuos que la componen; y recíprocamente, las deudas de una corporación no dan a nadie derecho para demandarlas en todo o parte, a ninguno de los individuos que componen la corporación, ni dan acción sobre los bienes propios de ellos, sino sobre los bienes de la corporación.

Sin embargo, los miembros pueden, expresándolo, obligarse en particular, al mismo tiempo que la corporación se obliga colectivamente; y la responsabilidad de los miembros será entonces solidaria si se estipula expresamente la solidaridad.

Pero la responsabilidad no se extiende a los herederos, sino cuando los miembros de la corporación los hayan obligado expresamente.

Es así que cuando una corporación, en este caso un club, es objeto de liquidación, los bienes sobrevivientes a las acreencias con terceros, no se debe repartir entre los afiliados, sino que se deben entregar en calidad de donación a corporaciones de similar objetivo, o al menos, a una entidad sin ánimo de lucro cualquiera.

Resulta claro que los afiliados a un club, no tienen derecho sobre el patrimonio del mismo, por lo tanto, su afiliación no puede entenderse como la adquisición una acción o título valor que le el derecho de propiedad proporcionalmente según la inversión sobre sus bienes.

De lo anterior se desprende, que en el caso de que un afiliado decida enajenar su derecho, será eso lo que transfiera, su derecho a disfrutar de los beneficios y servicios ofrecidos por el club.

Teniendo claro que la afiliación a un club es un derecho, esta debe reconocerse en la contabilidad, como tal, por tanto, se deberá contabilizar en la cuenta 129510 [Derechos en clubes sociales].

Observemos que a pesar de ser un derecho y no una inversión, la subcuenta 129510 hace parte del grupo 12 [Inversiones], y no de la cuenta 1625 [derechos], los cuales tienen la naturaleza de intangibles.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.