Tratamiento de las provisiones no deducibles recuperadas

Por

Las provisiones contables que no son deducibles en el impuesto de renta y que luego se recuperan, tienen un tratamiento tributario especial.

Cuando contablemente se hace una provisión que no es deducible en el impuesto de renta, esa provisión naturalmente que no se deduce, por lo que se termina pagando impuesto de renta sobre ese valor provisionado.

Ahora, si en un periodo posterior se recupera esa provisión, en ese periodo constituye un ingreso, ingreso que no está gravado con el impuesto de renta por cuando ya se pagó en el periodo en que se causó la provisión al no tratar la provisión como deducción en el impuesto de renta.

Supongamos la siguiente información contable en el 2017:

  • Ingresos operacionales: 1.000.000
  • Costos: 600.000
  • Provisión inversiones: 100.000
  • Utilidad contable: 300.000

Al declarar el 2017, los $100.000 de la provisión de inversiones no se tiene en cuenta, de modo que la renta líquida será de $400.000 y sobre ella se calculará el impuesto de renta, por lo  que se tributa sobre los $100.000 de la provisión.

Ahora supongamos la siguiente información contable en el 2008:

  • Ingresos operacionales: 1.000.000
  • Ingresos por recuperación de provisiones: 100.000
  • Costos: 600.000.
  • Utilidad contable: 500.000

Al declarar el 2018 los ingresos correspondientes a la recuperación de la provisión de inversiones, se considera ingreso no gravado, así  que la renta líquida será de $400.000, lo cual compensa lo pagado en exceso en el 2017 por haber tributado sobre el valor de la provisión.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión? Manténgase Informado.