Tratamiento tributario de las pensiones anticipadas

Por

De acuerdo al numeral 5 del artículo 206 del estatuto tributario, las pensiones se consideran rentas de trabajo exentas del impuesto de renta y complementarios hasta un tope de 1.000 Uvt.

Reza el parágrafo 3 del mismo artículo, que para poder tener el derecho a la exención, las pensiones deben haber sido adquiridas con el cumplimiento de los requisitos establecidos por la ley 100 de 1993.

En consecuencia, las pensiones que se hayan obtenido con el cumplimiento cabal de los requisitos de la ley 100 de 1993, son exentas del impuesto de renta y complementarios, y por consiguiente no están sometidas a retención en la fuente por ingresos laborales.

¿Que pasa entonces con las pensiones que no cumplen con los requisitos de la ley 100 de 1993?

El parágrafo 3 del artículo 205 del estatuto tributario, es claro en afirmar que a las pensiones que se otorguen sin el cumplimiento de los requisitos de la ley 100 de 1993, no se les puede dar el tratamiento contemplado en el artículo 205 del estatuto tributario, por consiguiente, este tipo de pensiones están gravadas con el impuesto de renta y sometidas a retención en la fuente por ingresos laborales.

Este es el caso de las pensiones anticipadas que algunas empresas pactan con algún empleado, en donde la empresa decide pensionar de forma anticipada al empleado.

En este caso, las valores que se paguen al contribuyente, no se consideran renta de trabajo exenta hasta tanto el contribuyente no cumpla con todos los requisitos contemplados por la ley 100 de 1993 y mientras tanto, quien haya el pago de esas pensiones debe practicar la respectiva retención en la fuente por ingresos laborales.

Respecto a este tema, la Dian  en concepto 89507 de 2004, ha conceptuado en los siguientes términos, los cuales se ajustan a la ley y a lo expuesto por la Corte constitucional en sentencia C-1261 de 2005:

Todos los pagos originados en una relación laboral o legal y reglamentaria se encuentran sometidos a retención en la fuente, independientemente de la denominación que se les dé, constituyan o no factor salarial, excepto aquellos taxativamente previstos en la ley como no constitutivos de renta o ganancia ocasional, o como rentas exentas.

Para efectos fiscales la pensión de jubilación es considerada exenta cuando el beneficiario cumpla los requisitos y esta se haya otorgado de acuerdo con la Ley 100 de 1993.

Es evidente que este tipo de pensiones que son convencionales por lo general, no cumple con lo dispuesto por parágrafo 3 del artículo 206 del estatuto tributario, por tanto no gozan de exención alguna.

De otra parte, la ley 100 no contempla las pensiones anticipadas, por tanto no es posible que esta situación se de. En el pasado algunas empresas lo contemplaban por la vía convencional o pacto colectivo, algo que prácticamente no existe hoy en día.

Prepara tu declaración de renta o la de tus clientes en línea, sin errores y con garantía en Tributi.com.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.