Tratamiento tributario de los aportes voluntarios a pensión

Los aportes voluntarios de pensión que haga el trabajador o el empleador a favor del trabajador, tienen un tratamiento especial desde el punto de vista tributario.

Contempla el artículo 126-1 del Estatuto tributario, que los aportes voluntarios a pensión que realicen el trabajador y el empleador a favor del trabajador, se consideran como renta exenta y no estarán sometidos a retención en la fuente.

Este beneficio tiene un límite, y es que el valor del aporte voluntario, sumado con los aportes a las cuentas AFC, no puede exceder el 30% del ingreso laboral del trabajador en un año, por tanto, el valor que exceda el 30% del ingreso laboral anual del trabajador, se debe tratar como un ingreso gravado, sobre el que habrá que pagar impuesto de renta, y deberá formar parte de la base para aplicar la retención en la fuente.

Adicionalmente el monto máximo de los aportes voluntarios que tienen el beneficio de renta exenta, es de 3.800 Uvt anuales.

De otra parte,  los aportes deben permanecer como mínimo 10 años en el fondo. Si estos aportes se retiran antes de los diez años, el beneficio se pierde. Este límite opera también para los rendimientos financieros derivados de estos aportes.

Los retiros de los aportes voluntarios antes de los referidos 10 años conserven el beneficio siempre que las sumas retiradas se destinen a la adquisición de vivienda.

Los aportes voluntarios a pensión, además de considerarse como renta exenta, se debe tratar como un activo del contribuyente.

Quiere decir esto, que al momento de declarar renta, el monto que el contribuyente tenga como aporte voluntario, debe ser declarado como patrimonio, puesto que es una inversión, y no es una obligación laboral como lo son los aportes obligatorios, los que por ser deducidos del salario, tienen la naturaleza de deducción mas no de inversión o activo.

Aunque no son muchos los beneficios tributarios para los asalariados, este tipo de figuras permiten a los trabajadores que obtengan altos ingresos, disminuir su base de retención y el impuesto de renta pagado, recurriendo a este tipo de inversiones.

Al momento de realizar un aporte voluntario, si el único objetivo es alcanzar el beneficio tributario contemplado en este caso, se debe primero calcular el límite del 30% para no invertir más de lo que se puede utilizar como renta exenta, puesto que si se excede se pierde el beneficio por el exceso, lo cual no tendría sentido.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.