¿Tres carreras en 6 años? Que es posible, lo es, ¿pero, es conveniente?

El caso recientemente informado por la prensa del muchacho que se graduó en 3 carreras universitarias en 6 años permite varias reflexiones.

Una, sin duda un grandísimo esfuerzo personal. Quizás 6 años sin poder realizar ninguna otra actividad. Estudiar y estudiar y estudiar, todos los días de la semana, desde el amanecer hasta el anochecer. Eso no es bueno para la socialización y el equilibrio mental y sicológico de la persona.

La segunda, ¿económicamente vale la pena ese esfuerzo con esa concentración? Definitivamente creo que no. Esos tres títulos no le van a significar en ingreso, quizás nada más que algo como un 20% adicional al sueldo de ingreso de un profesional. Nunca el 50% mas, ni el doble y menos el triple. Es la realidad del mercado. Hoy el sueldo promedio de ingreso de un profesional, egresado de una Universidad promedio, aunque el MEN quiera mostrar algo diferente, no es más de $ 1.2 millones mensuales y por copas $ 1.5 millones. No creo que tenga los títulos que tenga, y menos en la mayoría de las ciudades Colombianas, vaya a ingresar con un sueldo que supere el $ 1.8 millones.

La tercera, hacerlo es posible si la formación universitaria se organizara de manera más eficiente. Hoy se estudia una de esas carreras en 9 “semestres” que haciendo de a dos “semestres” por año, significan 4 y ½ años, pero es que cada “semestre” es de solo 4 meses calendario, es decir, es un “cuatrimestre”. Es posible, muy posible entonces, si se eliminan esos larguísimos periodos de vacaciones, hacer 3 “semestres “ por año y una carrera de 9 se haría entonces en 3 años calendario y en los 6 años sería posible hacer dos carreras, cada una en 3 años.

Pero si además apreciamos – lo hago yo como docente y actual estudiante – la absurda repetición de temas en los cursos de una misma carrera, yo diría que cada una de ellas, si fueran completamente independientes pudiera llevarse, digamos a 8 semestres, mejor, “cuatrimestres” para no exagerar y ya iríamos en 2 ½ años por carrera o sea 7 ½ años para las 3 carreras.

Y viene el tercer factor: las tres carreras que estudió el muchacho, tienen en su pensum, por lógica, materias o temas, muchos, que estudiados, son parte del pensum de cada carrera pero entonces no es necesario repetirlas sino que es suficiente con estudiarlas una vez. Es el caso de temas como Contabilidad administrativa, Costos, Principios de mercadeo, Macro  y Microeconomía, las famosas Humanidades, Metodología de la investigación, Matemáticas básicas, Estadística, Operaciones y logística, legislación, etc. Eso, medido como se hace hoy en créditos académicos, significa al menos 30 créditos por carrera, de los más o menos 140 que son usuales hoy día. Es decir, que estudiando esas materias para una carrera, ya tiene hecho digamos ente el 20 y 25% de las otras dos, cada una de las cuales haría en 6 “cuatrimestres” o sea dos años calendario.

Estaríamos hablando entonces de 8 cuatrimestres (2 ½ años) para la primera carrera, 6 adicionales para la segunda (2 años para 4 ½) y otros 6 para la tercera, o sea en total 20 “cuatrimestres” y 6 ½ años, lo que en esas cuentas rápidas no está lejos de los 6 años mencionados en la información de prensa.Que es posible, lo es. Las preguntas nuevamente son: ¿Es conveniente personal  socialmente? ¿Vale la pena económicamente? Nuevamente mi experiencia como profesional, como empleador y como gerente, me dicen que no. Que es mejor, “ir despacito”.

La mente necesita tiempo para procesar, interiorizar, conceptualizar lo que va recibiendo como conocimiento, y cotejar y probar su uso en el mundo real.

Poco útil es empresarialmente, empleado o emprendedor, en sus primeros años de vida profesional, una enciclopedia viviente que en 6 años ha adquirido toda esa cantidad de conocimiento, fundamentalmente teórico.

Una carrera profesional sì se puede terminar en 3 años en vez de las 4 ½ o 5 que son usuales ahora, pero lo más conveniente, para darle significado, sentido y utilidad práctica, desarrollar la actividad profesional al menos un par de años, antes de abocar bien otra carrera o una maestría de profundización en la misma, o una de las tantísimas “ especializaciones” que existen, que entre otras cosas en la mayoría de los casos, quizás con la excepción de Derecho y carreras relativas a la salud, están lejos de serlo. Ni hablar de los “diplomados”

Debatido todo esto, no podrá empezarse por desarrollar las carreras universitarias por bimestres y realizar 11 meses de estudio por año, dejando un periodo de vacaciones (descanso mental )de 15 días a fin de año y otros 15 a medio años.

Si se quiere progresar hay que estudiar y estudiar y estudiar y dejar esos larguísimos periodos improductivos y por ello desesperantes y de imperdonable desperdicio.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

4 Opiniones
  1. Lina dice:

    Ahora todo express. Con razón cada vez nos encontramos con más mediocridad, de 20 entrevistas que se realizan, solo uno medio cumple con el perfil, lo demás es solo papel.

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      Como litigante me he encontrado en el foro con colegas recién egresados que no tienen ni idea de lo que se obligaron a hacer en defensa de sus clientes.

      Hace pocos días fui a un juzgado a notificarme del auto admisorio de una demanda ordinaria laboral. Al revisar el expediente observé que dicha demanda había sido dirigida inicialmente contra el padre de mi cliente quien había fallecido meses atrás. En vista de semejante despropósito el juzgado la había devuelto al abogado del demandante para que la corrigiera.

      El tema es que no era desconocido para la parte demandante el hecho de que el empleador había fallecido pues en el escrito se decía textualmente:

      ” (…) Me permito impetrar ante su Despacho Demanda Ordinaria Laboral de primera instancia en contra del señor (…) Q.E.P.D., quien en vida se identificó con la cédula de ciudadanía No. (…)”

      Y en los hechos de la demanda se decía:

      ” El señór (…) Q.E.P.D. debe a mi representado el valor de (…) por concepto de (…)”

      Y en las pretensiones se decía:

      Que se condene al señor (…) Q.E.P.D. a pagar a favor de mi representada (…)

      Y con la demanda se aportó como prueba el registro civil de defunción del empleador.

      Lo único que le faltó fue anotar como dirección para notificaciones la del cementerio.

      Salí del juzgado pensando en las personas que ponen en manos de estos profesionales la defensa de sus intereses.

      Ahora al leer el editorial me digo: ¡Si no pueden con una carrera, qué van a poder con dos o tres!

      Saludos,

  2. Felipe dice:

    Normal. En un país con bajo nivel de profesionales, es fácil, que la sociedad se descrete con un muchacho que ha cursado tres carreras. Hoy incluso en una reconocida revista de circulación nacional, se publica comparativamente el nivel de escolaridad de los futbolistas, ¿que pretenden con ello?, ¿acaso los estudios formales son la única fuente de conocimiento?. En sociedades más civilizadas, te miden profesionalmente por el valor que podes generar, no importa si tienes muchos títulos o no. De hecho, las personas más brillantes que conozco dejaron los postgrados hace años, solo se dedican a los diplomados como fuente orientadora de algún conocimiento ajeno, y el resto, como autodidactas.

    Con respecto a reducir el tiempo en la U, no estoy de acuerdo. La universidad en el pregrado, sobretodo para los que pasamos por ella muy jóvenes, más que un lugar para volvernos profesionales competentes es para convertinos en profesionales aptos y disciplinados para la sociedad. Por ejemplo, en la univerdad se ven temas que no les encuentras motivación para investigar, hasta años después cuando realmente le encuentras un sentido. El pregrado es ciclo normal en la formación de los jóvenes, donde adquieren bases, no sólo académicas, sino comportamentales, sexuales, culturales, adquieren disciplina, aprenden a respetar reglas, jerarquías, a trabajar en grupo, a perder el pánico de hablar en público ; y todo lo anterior, debe respetarsele su tiempo.

  3. LA VOZ DE LA VERDAD dice:

    Bueno rescatando lo que dice Felipe, de que sirve si tengo 3 carreras profesionales, 3 especializaciones, 2 magister; si no sabes decir buenos días, por favor, muchas gracias, discrimina, se pone a ingerir licor y no sabe comportarse con clase.
    ¿Digánme de qué sirve?

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.