¿Un contador público que renuncia por no firmar una declaración de renta en la que se evaden impuestos puede alegar despido indirecto?

Un lector en uno de sus comentarios nos recuerda lo que a diario se ven obligados los contadores públicos: firmar declaraciones tributarias donde se evaden impuestos, y la inquietud es si un contador apegados a sus principios éticos se niega a firmar dichas declaraciones debiendo renunciar a su trabajo por ello, puede posteriormente alegar un despido indirecto.

La ley tributaria sanciona fuertemente a los contadores públicos que se prestan para evadir impuestos, o consienten la evasión, y cuando esta es evidente y descarada, es apenas lógico que muchos contadores se cuestionan seriamente  antes de patrocinar estas infracciones a  la ley, prefiriendo algunos renunciar a su trabajo.

Es bien sabido que el empresario espera y exige de su contador todo el apoyo: o firma u contratará a otro contador que firme. Se da prácticamente un ultimátum. El contador debe escoger entre conservar e trabajo o su integridad ética y moral.

Vistas las cosas así, es probable que el contador público se vea cobijado por lo dispuesto en el numeral 3 del literal b del artículo 62 del código sustantivo del trabajo que trata sobre las justas causas para que el trabajador termine el contrato de trabajo:

Cualquier acto del empleador o de sus representantes que induzca al trabajador a cometer un acto ilícito o contrario a sus convicciones políticas o religiosas.

Es evidente que la violación de la ley tributaria es un acto ilícito, de modo que inducir  o exigir al contador público que lo haga, hará que se configure la causal referida.

Por supuesto que el contador público tendrá que poder probar que en efecto el empleador le exigió que violara la ley, pues de lo contrario es imposible poder alegar un despido indirecto.

De otra parte, el contador público antes de renunciar para luego tratar de probar un despido indirecto, podrá también negarse a firmar algo que no debe y no renunciar, obligando al empresario a que lo despida, sin justa causa, por supuesto.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.