Un dólar caro sólo será posible cuando la economía norteamericana se recupere

Son muchas las personas que aun tienen esperanzas de ver un dólar por encima de los $2.000, pero eso no será posible hasta cuando la economía estadounidense se recupere, lo que no será muy pronto.

El dólar tiene dos problemas estructurales muy difíciles de revertir. Primero el elevado endeudamiento público y privado de los Estados unidos, lo que ha llevado a que los inversionistas desconfíen en el dólar y prefieran invertir en otras divisas o en bienes como el oro, el petróleo y otras materias primas.

El segundo gran problema del dólar es la alicaída economía estadounidense, que necesita de un dólar a bajo precio para hacer competitiva su industria. La industria estadounidense necesita un dólar depreciado para poder sobrevivir a la competencia  europea y asiática, por lo que es apenas lógico esperar que las autoridades estadounidenses hagan lo necesario para que su monea siga depreciada para  respaldar su industria y su economía. Es lo que siempre han hecho los países del tercer mundo y lo que ahora hacen los desarrollados.

El excesivo endeudamiento doméstico estadounidense que mantiene a los inversionistas poco entusiasmados con el dólar, no disminuirá hasta que la economía se recupere, hasta que el desempleo disminuya, el consumo se incremente, y aún así, tomará muchos años retornar a un nivel de endeudamiento conservador.

La recuperación de la economía estadounidense según predicen muchos expertos, será lenta y tortuosa, no será en el 2010 ni en el 2011, será un proceso de varios años, aun cuando Wall Street se recupere en una semana, pues la economía real, la de verdad, avanza a un ritmo mucho más lento.

Esto hace suponer que tener un dólar a 2.200 pesos o más, es algo lejano, algo en lo que no debemos fiarnos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.