¿Un empleado del nivel técnico que tenga título profesional puede ejercer funciones de un profesional?

¿Pueden laborar en una misma entidad oficial varios miembros de una misma familia?

En la columna de hoy vamos a ocuparnos de esas dos preguntas.

Primero la primera:

Puede suceder que a un empleado de nivel técnico con título profesional se le quiera poner a ejercer funciones de un profesional, tras considerarse que su condición de tal lo habilita per se para ejercer funciones de su nivel.

Aunque en principio la pregunta puede parecer insulsa, no lo es según se desprende de la respuesta que a la misma dio el Departamento Administrativo de la Función Pública.

En efecto, advierte el DAFP que la experiencia adquirida por un funcionario en el desempeño de un empleo de nivel técnico, es experiencia técnica, más no profesional, aunque dicho servidor haya aprobado el pensum académico de una formación profesional, toda vez que la naturaleza general de las funciones del empleo de nivel técnico y del profesional son diferentes. Precisa el DAFP que la experiencia profesional se adquiere con el ejercicio de las actividades propias de la profesión y se contabilizan tan pronto se terminan y aprueban todas las asignaturas del pensum académico de la respectiva profesión.

De esa manera, la experiencia relacionada es la adquirida en el desempeño de empleos con funciones similares al cargo a proveer, y tal experiencia será acreditada en el ejercicio de las actividades propias de la profesión exigida para el desempeño del cargo a proveer. Como puede observarse, dice la Función Pública: los empleos del nivel Técnico desarrollan labores técnicas y de apoyo; por consiguiente no pueden desarrollar labores del nivel Profesional.    (Concepto EE12150).

¿Pueden laborar en una misma entidad oficial varios miembros de una misma familia?

Según concepto del Departamento Administrativo de la Función Pública, no se configura inhabilidad e incompatibilidad o impedimento para que varios miembros de una familia laboren para una misma entidad del Estado, mientras uno de ellos no tenga la función nominadora dentro de la institución, es decir, que el uno no produzca el nombramiento del otro.

Dijo el DAFP:

“La prohibición para el funcionario que ejerza la función nominadora, consiste en que no puede nombrar en la entidad que dirige, a personas con las cuales tenga relación de parentesco en los grados señalados en la citada norma constitucional, es decir, hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil.*  Tampoco podrá nombrar a personas vinculadas por los mismos lazos con el servidor público competente para intervenir en la vinculación del nominador. Esta prohibición tiene como única excepción los nombramientos que se hagan en la aplicación a las normas vigentes sobre ingreso o ascenso por concurso. En este orden de ideas, (…) se considera que no se configura inhabilidad e incompatibilidad o impedimento para que varios miembros de una familia laboren para una misma entidad del Estado, mientras uno de ellos no tenga la función nominadora dentro de la institución, es decir, que el uno no produzca el nombramiento del otro.”

* Padres, hermanos, hijos, sobrinos, nietos, abuelos, cuñados, suegros,   yernos, nueras, hijos adoptivos, padres adoptantes, etc.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.