Un estado proteccionista no estimula la productividad

La historia nos ha enseñado que un estado proteccionista no estimula la productividad, y al contrario, convierte toda su estructura productiva en una maquinaria ineficiente.

Hoy, con la actual crisis financiera mundial, se está viendo que algunos países, entre ellos los mismos Estados unidos, están abogando por regresar a las políticas proteccionistas de antaño, algo que empieza a preocupar a muchos.

El proteccionismo no sólo debe preocupar a las empresas que verían restringido un mercado como consecuencia del regreso del proteccionismo, sino a la misma sociedad proteccionista, puesto que al mediano y largo plazo resultará contraproducente.

Por ejemplo, buena parte de los problemas de las automotrices estadounidenses, que tánicamente son inviables, se debe precisamente a que son menos productivas, menos eficientes que sus pares asiáticas, y si se opta por protegerlas, por apadrinarlas como en efecto ya lo hizo el gobierno estadounidense, se sentirán seguras y no harán nada por mejorar su productividad, como hasta la fecha ha sucedido.

La mejor motivación por mejorar, por innovar, la da el temor a desaparecer del mercado por cuenta de la competencia, y si no hay competencia o esta está limitada por políticas proteccionistas, no habrá un motor potente que impulse la productividad, la eficiencia, la investigación y la innovación. Quien se siente seguro poco hará por salir de allí [zona de confort]

La necesidad y el miedo han sido siempre los motores del desarrollo y la innovación, y en un país proteccionista, estos motores desaparecen con las graves consecuencias a que ello conlleva.

Entre los países más atrasados en la actualidad, principalmente desde el punto de vista tecnólogo, están los países que históricamente han sido más proteccionistas. Un ejemplo de ello son los países del antiguo bloque soviético y de Europa del este; en nuestro como ejemplo tenemos a Cuba.

China ha experimentado un gran desarrollo desde que decidió abrir su economía [aunque no su sistema político], al igual que la India.

El proteccionismo puede aliviar temporalmente los efectos internos de una crisis, pero en el mediano y largo plazo la sociedad entrara en una crisis de productividad frente a otras sociedades que han logrado un mayor avance, lo que puede resultar en extremo costoso desde el punto de vista de la competitividad.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.