Un mensaje de paz

Por Ricardo Velit

Hablar de paz en un mundo consternado por actitudes violentas de muchos gobernantes, suena a frase de cajón, pero, ¿debemos los seres humanos olvidarnos de aquello que nos constituye? ¿Cómo hemos entendido la paz?

¿Será que creemos que la paz es ver a los países desarmarse? Pues NO. La verdadera paz, es una experiencia de vida, cuando cada uno de nosotros seamos capaces de entender la importancia del otro, de lo otro, eso que nos constituye que nos hace ser lo que somos, la entenderemos. No es posible un mundo por ti solo, cada hombre o mujer, cada anciano, niño, cada raza, idioma, lengua, cultura, idea, hace parte fundamental de la existencia, el desayuno que tomaste hoy se lo debes a muchas personas que lo hicieron posible. El campesino que labró la tierra quizás en medio de un llanto o un suspiro invocando a Dios para que su trabajo sostenga a su familia. Gracias a ellos…¡SOMOS!

Muchos de nosotros alguna vez hemos pedido un milagro a Dios, y, sí, el mundo de hoy lo necesita, lo clama, se merece un milagro, el milagro de que tu abras tu corazón, dejes a un lado el egoísmo, salgas de tus propios quereres y hagas algo por el otro, necesitamos seres humanos de verdad, “La grandeza de un hombre, es directamente proporcional a su capacidad de servicio”, ese es el milagro que quiere el planeta, servir con alegría, saludar, dar un abrazo, estrechar una mano, regalar una sonrisa, elevar una oración por los demás y no sólo por mis problemas, tolerar nuestras diferencias, respetar las ideas, perdonar, desaprender, aprender, reconocer nuestros errores, pedir disculpas… ese el milagro de la paz, eso es paz, no más discursos, palabras bonitas, hermanos sin distinciones, hoy, No pidamos por la paz, hagamos por la paz, que en lo profundo de nuestro corazón, experimentemos la necesidad de vivir en paz.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.