Un simple ejercicio lógico que demuestra por qué bajar sueldos afecta el empleo

Por   22/09/2017

El viejo argumento para bajar sueldos o para subirlos poco, es que con ello se busca dar trabajo a más gente, y vamos a plantear un ejercicio simple y elemental que busca demostrar lo contrario.

Supongamos un país que sólo tiene 100 habitantes y sólo existen dos empresas. Una empresa que hace pan y otra que prepara avena. La gente de ese país sólo consume avena y pan.

De las 100 personas 50 trabajan. Las otras 50 son niños, estudiantes,  ancianos y políticos.

La empresa que produce pan tiene 30 empleados y la que produce avena tiene 20 empleados.

El salario mínimo (que se paga a los 50 trabajadores) es de 1.000 unidades monetarias y cada pan y cada avena se vende a 1 unidad monetaria).

Un buen día la empresa más grande, la que vende pan, le pagó la campaña a uno de los que no trabajan que luego resultó elegido presidente. El compromiso que el presidente asumió con el dueño de la empresa de pan que pagó su campaña (él no podía pagarla pues está entre los que no trabajan), era de flexibilizar las condiciones laborales para mejorar el ambiente de inversión y  así dar empleo a 10 personas más (El empresario estimaba que con ello podía recuperar lo invertido en la campaña y ganar un poco más), y el  lema de la campaña del elegido presidente fue: “Crearemos 10 empleos más”, y todos corrieron contentos a votar por él.

En efecto, el salario pasó de 1.000 unidades monetarias a 900. Eso sería suficiente para dar trabajo a 10 personas más, argumentó el presidente de la república, pero al cabo de un año no se habían creado 10 empleos, sino que se habían perdido 10 empleos.

La razón fue sencilla. Como cada pan y cada avena tienen un costo de una unidad monetaria, y cada trabajador dejó de ganar 100 unidades monetarias, razón por la que  cada trabajador dejó de comprar 50 panes y 50 avenas, de modo que las empresas dejaron de vender 2.500 panes y 2.500 avenas, situación evidente que las obligó  a despedir a los trabajadores que hacían esos panes y avenas que ya no se vendieron. Ya no necesitan 10 trabajadores que ahora se han quedado sin empleo.

Por supuesto que la empresa de pan que tuvo la brillante idea de bajar los sueldos de sus trabajadores salió perjudicada también, pero esa pérdida la compensará con los negocios que haga con su socio presidente, como contratos, comisiones o coimas, en fin, cualquier tipo de negocio que pueda inventarse un político en asocio con un empresario, y pues ahí  estamos todos jodidos……cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.