¿Un tecnócrata puede gobernar a Colombia?

En un editorial anterior comentamos como los bancos han ido por la democracia de algunos países europeos, como Italia y Grecia, y ahora se rumora que próximamente España, luego surge la inquietud de si eso es posible en Colombia.

Los bancos se “cargan” con la democracia de un país cuando hacen elegir como presidente de  gobierno a un funcionario que no ha sido elegido por voto popular y que es,  o ha sido parte (trabajado para el)  de algún banco con poder global, funcionario que se le conoce como tecnócrata.

Para que ello sucediera en Colombia, el presidente tendría que renunciar y lo mismo el vicepresidente, que sería el llamado a remplazar el presidente en caso de que faltase.

Habiendo renunciado el presidente y el vicepresidente, o dicho de otra manera, cuando algún poderoso banco los obligue a renunciar, como en efecto obligaron  a renunciar a Papandreu, presidente de Grecia y el conocido Berlusconi, presidente de Italia, entonces será el congreso quien elegirá a quien deba ocupar la presidencia de la republica mientras ser realizan nuevas elecciones, y siendo el congreso quien elija ese remplazo, queda claro que no será el pueblo el que lo elija directamente  con su voto, muriendo allí la democracia.

Y si algún poderoso banco tuvo el poder para obligar a renunciar al presidente y al vicepresidente, con seguridad tendrá el poder para imponer el candidato que habrá de ser elegido por el congreso de la república, que por supuesto será un empleado o exempleado suyo,  como sucedió exactamente en Grecia e Italia y próximamente en España según se concluye del camino que va recorriendo España, mismo que recorrieron Grecia e Italia.

Como se observa, nuestra constitución está diseñada a la medida para que cuando sea necesario un tecnócrata nos gobierne. ¿Acaso en el diseño de la constitución hace más de 20 años estuvo la mano negra del poderoso sistema financiero internacional? Obviando esas teorías “conspiranoicas”, es cuanto menos curioso que tales posibilidades existan en casi todas las democracias modernas, y que recientemente hayan sido aprovechadas por grandes intereses financieros y existan altas probabilidades de que se utilicen contra otros países, y no precisamente de los llamados “bananeros”.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.