La validez de la inspección tributaria no se afecta si los funcionarios no levantan el acta correspondiente

Si bien la norma señala que cuando se decrete una inspección tributaria los funcionarios que la practiquen deben levantar un acta, si esta no se levanta no necesariamente se afecta la validez del auto de inspección tributaria, y en consecuencia el término para notificar el requerimiento especial se suspende.

El acta de inspección tributaria tiene relevancia porque en caso que de la inspección tributaria se derive una actuación administrativa, el acta entra a formar parte de la misma y por supuesto constituirá prueba.

Veamos lo que dice el artículo 779 del estatuto tributario en la parte pertinente:

(…)

La inspección tributaria se iniciará una vez notificado el auto que la ordene. De ella se levantará un acta que contenga todos los hechos, pruebas y fundamentos en que se sustenta y la fecha de cierre de investigación debiendo ser suscrita por los funcionarios que la adelantaron.

Cuando de la práctica de la inspección tributaria se derive una actuación administrativa, el acta respectiva constituirá parte de la misma.

A pesar de que la ley exige el levantamiento de un acta, la sección cuarta del consejo de estado ha manifestado que su ausencia no deja sin efecto lo dispuesto en el artículo 706 del estatuto tributario, en cuanto a la capacidad que tiene la inspección tributaria de suspender términos para proferir el requerimiento especial, como es el caso tratado en la sentencia 17560 del 17 de noviembre de 2011.

Ahora bien, el hecho de que la DIAN no hubiera levantado el acta de la diligencia, sino un "informe de auto de inspección", no resulta suficiente para considerar que el término para notificar el requerimiento especial no se suspendió. Si bien el artículo 779 del E.T. señala que la administración debe elaborar un acta donde conste la fecha de iniciación y terminación de la inspección, con la firma de los funcionarios que en ella intervinieron; el incumplimiento de esta obligación formal no enerva la eficacia de la información que se recaude en el desarrollo de la diligencia, y mucho menos desconoce la circunstancia que el artículo 706 E.T. contempla para suspender los términos para notificar el requerimiento especial.

Continúa la disertación de la sala:

Como quedó claro, la DIAN notificó a la demandante el auto que ordenó la inspección tributaria y desarrolló una serie de visitas para verificar los hechos económicos que dieron origen a las glosas cuestionadas. Estas circunstancias son suficientes para considerar que sí se suspendió el término, a pesar de que se haya incumplido la obligación formal de elevar el acta debidamente suscrita. Además, se debe tener en cuenta que la demandante no desconoció en ningún momento la labor que realizaron los funcionarios comisionados en desarrollo de la inspección, razón por la que mal podría, en este momento, alegar la ineficacia de las actuaciones que se realizaron con ocasión de la inspección ordenada en el auto a que se ha hecho referencia. Sin embargo, se repite, la omisión formal de la administración no es suficiente para estimar que no se suspendió el término para notificar el requerimiento especial, y mucho menos para declarar la nulidad de los actos.

En este caso particular no se levantó un acta en el sentido estricto de la palabra, sino un informe de inspección, pero en todo caso la jurisprudencia deja claro que la formalidad de un acta no invalida un proceso de verificación y recaudación de pruebas que se lleva a cabo al realizar una inspección tributaria.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.