Validez de los acuerdos con funcionarios de la Dian para archivar procesos

Algunos funcionarios de la Dian en los procesos que llevan contra algunos contribuyentes, hacen  acuerdos con el contribuyente sobre los valores y conceptos a corregir con el compromiso de parte del funcionario de archivar el proceso si el contribuyente cumple con su parte, acuerdo cuya validez puede ser cuestionable.

En muchos casos,  el contribuyente logra llegar a un acuerdo con el funcionario de la Dian para corregir la declaración bajo el supuesto que con esa corrección la Dian no continuará con el proceso, o no abrirá uno nuevo.

Esta es una estrategia que suele dar muy buenos resultados a la Dian, por cuanto esta logra un buen recaudo sin necesidad de  un mayor desgaste administrativo, y para el contribuyente también es positivo, por cuanto logra ponerse a paz y salvo con la Dian a un costo razonable; esto gracias a las concesiones que las partes hacen para llegar a un acuerdo satisfactorio para todos.

El problema es que este tipo de acuerdos no es vinculante y depende de la buena fe del funcionario de la Dian, o de los otros funcionarios que de una u otra manera tengan conocimiento de la declaración tributaria objeto del acuerdo.

El contribuyente, bajo la promesa del funcionario de la Dian de no molestarle más, corrige la declaración y paga lo necesario, pero eso no garantiza que la Dian como entidad posteriormente no inicie un nuevo proceso, proceso que lo puede iniciar el mismo funcionario que pactó el acuerdo, o cualquier otro.

Aunque es extraño que un funcionario de la Dian falte a su compromiso e incumpla un acuerdo, casos se han dado en los que el contribuyente es “asaltado en su buena fe”, y una vez corrige y paga, le abren otro proceso, o le continúan el mismo proceso.

Por ejemplo:

La Dian profiere emplazamiento para corregir,  de suerte que el contribuyente, previo acuerdo con el funcionario respectivo, corrige voluntariamente y paga $50.000.000 de impuestos más la sanción por corrección y los intereses respectivos. Sin embargo, una vez el contribuyente corrige, la Dian profiere requerimiento especial por cuanto el hecho de que el contribuyente corrija voluntariamente, no afecta la facultad que tiene la Dian para fiscalizar esa declaración corregida, toda vez que cualquier acuerdo que un determinado funcionario haga con un contribuyente, no obliga a la Dian para nada y esta podrá seguir actuando.

Estos acuerdos siempre son verbales y se realizan entre el contribuyente y el funcionario o funcionarios de la Dian involucrados en el proceso, no entre el contribuyente y la Dian como tal, razón por la cual este tipo de acuerdos no son vinculantes ni generan obligaciones para la Dian.

El cumplimiento de estos acuerdos depende de la buena fe del funcionario a cargo del proceso, y por supuesto que después el contribuyente no puede alegar la violación de ese acuerdo, por cuanto esos acuerdos son extraoficiales, extralegales, y de allí que son verbales, aunque curiosamente en algunas sentencia del consejo de estado han salido a relucir dichos acuerdos, acuerdos que naturalmente  han sido desestimados por los magistrados, es más, ni siquiera han sido considerados.

Aunque raramente esto sucede, siempre hay que considerar todas las variables cuando se va a tomar una decisión, puesto que nunca se sabe cómo va actuar un determinado funcionario…

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.