Ventas a crédito que la empresa haga a sus socios no generan intereses presuntivos

Una venta a crédito de mercancías o bienes que la empresa realice a sus socios, no genera los intereses presuntivos a que se refiere el artículo 35 del estatuto tributario, por cuanto este se refiere únicamente a los préstamos en dinero.

En no pocas veces funcionarios de la Dian han exigido el cálculo y denuncio de intereses presuntivos sobre ventas a crédito que la empresa realiza a sus socios, argumentando que ello se asimila aun préstamo, pues están en todo caso financiando a los socios, argumento que puede lucir razonable pero que carece de sustento legal.

Es así como la sección cuarta del Consejo de estado en sentencia 17348 del 3 de noviembre de 2011 con ponencia del magistrado Hugo Fernando Bastidas dijo al respecto cuando la Dian se empecinó en ese argumento:

En el proceso de fiscalización que dio lugar a la expedición de los actos aquí acusados, la DIAN concluyó que la venta de bienes muebles e inmuebles, que hizo la parte actora a los socios en el año 1999, eran asimilables a préstamos en dinero, habida cuenta de que se registraron contablemente en la cuenta por cobrar a socios. Para sustentar esa conclusión, citó el concepto oficial 11690 de 2000 en el que se concluyó que las "cuentas por cobrar que tiene una sociedad con su socio por la venta que se le hizo de maquinaria y equipos están sometidas al interés presunto." La Sala no comparte la conclusión de la DIAN, pues lo cierto es que la presunción de interés del artículo 35 E.T. se aplica únicamente para los préstamos de dinero que la sociedad hace a los socios o asociados. Empero, como se verá, esa presunción no puede extenderse a la compraventa de bienes o a otro tipo de negocios jurídicos que puedan surgir entre el ente asociativo y los socios. Baste diferenciar la naturaleza jurídica de los dos negocios jurídicos: El préstamo de dinero y la compraventa.

Continúa diciendo la sentencia:

En el sub iudice, está probado, y no está en discusión, que en el año 1999 la sociedad Calderón y Jaramillo Ltda. vendió a los socios bienes raíces y muebles, por valor de $3.000'000.000. La contabilidad de la compañía demandante da cuenta de que el negocio jurídico celebrado fue compraventa y no préstamo de dinero y, por ende, no había lugar a calcular los intereses presuntivos, en los términos del artículo 35 E.T. En efecto, la DIAN no puede extender los efectos del artículo 35 y presumir que la venta de bienes raíces y muebles a los socios, cuyo precio queda pendiente de pago, genera intereses presuntivos. El hecho de que la venta se hubiera registrado contablemente en la cuenta por cobrar a socios no significa que cambie la naturaleza jurídica del negocio jurídico primigenio ni que esa compraventa sea asimilable a un préstamo de dinero. Cabe precisar que la expresión "cualquiera que sea su naturaleza o denominación", que trae el artículo 35 E.T., alude a los negocios que puedan asimilarse a un préstamo de dinero, siempre que no se pierda o modifique la naturaleza de ese negocio jurídico. Empero, se repite, esa expresión no puede asimilarse a negocios jurídicos diferentes al préstamo de dinero, pues ello desvirtuaría la intención del legislador de presumir un rendimiento únicamente para el préstamo en dinero, mas no para otro tipo de negocios que puedan surgir entre la sociedad y los socios o asociados.

Con meridiana claridad el Consejo de estado ha dejado claro el asunto, y aunque probablemente vender a crédito productos o mercancías a los socios sea una forma de financiarlos “y hacerle el quite” a los intereses presuntivos, hasta tanto la ley no sea modificada, no habrá lugar a causar intereses presuntivos por esas operaciones entre empresa y socios.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.