Vivir por debajo de nuestras posibilidades para estar por encima de ellas

Que el sueldo no alcanza para llegar al fin de mes es un problema con el que casi todos tenemos que lidiar, y ello se debe en parte a que nos hemos acostumbrado a gastar tanto como ganamos, o incluso a gastar más de lo que ganamos, y ese por supuesto, es un mal camino.

El camino correcto es vivir por debajo de nuestras posibilidades con el fin de estar por encima de ellas en el futuro, pues de otra manera no es posible ganarle la carrera al desmesurado gasto que siempre va más rápido que la obtención de ingresos.

Vivir por debajo de las posibilidades consiste en gastar menos de lo que ganamos, y de esa manera nos queda un margen de ingresos para ahorrar que luego podemos invertir para incrementar los ingresos.

Vivir por debajo de las posibilidades implica que nos olvidemos de tener el mejor Smartphone de todos los amigos, de tener el carro más grande que el del vecino, de tener el televisor más moderno de todos nuestros conocidos, de viajar a vacaciones a donde ningún amigo ha ido, etc.

Es preciso dejar de hacer todo lo que requiera gastar más de lo que ganamos.

Debemos olvidarnos de las tarjetas de crédito y de los créditos de libre inversión con tasa preferencial por ser buenos clientes del banco. Debemos acostumbrarnos a dejar de comprar algo si no tenemos dinero.

La sociedad de consumo nos ha empujado a comprar hasta e infinito, y nos ha enseñado que si no tenemos dinero eso no es un problema, pues existen planes de financiación muy cómodos.

Es absurdo que nos gastemos más de lo que ganamos. Simplemente no es lógico y no puede ser sano para nosotros.

No se comprende que una persona pueda quedar sin el sustento si de un momento a otro queda sin empleo, pero es de lo más común, y esa normalidad la ha impuesto el afán de consumir y de vivir el día a día sin pensar en el mañana.

¿Si usted pierde su trabajo hoy tiene con qué cubrir sus gastos mientras consigue otro? La respuesta será no si mes a mes gasta todo lo que gana y hasta más.

Si usted gasta menos de lo que gana, en algún momento tendrá lo suficiente para darse lo buena vida que hoy lo tiene con saldo negativo en sus finanzas. En finanzas todo debe ser a su debido tiempo. En finanzas no se puede cosechar antes de sembrar.

El objetivo es que gastando menos luego pueda invertir, inversión que le dará un rédito que aumentará sus ingresos, y si aumentan sus ingresos aumentará su ahorro y a la vez su inversión. Un círculo vicioso que es tan simplista que se ha convertido en frase de cajón, en un cliché, y es precisamente lo que la sociedad de consumo pretende, que veamos estos concejos como algo estúpido, sin sentido, pues en la medida en que así lo consideremos seguirnos en la loca carrera de gastar más de lo que ganamos.

¿Se ha preguntado por qué las empresas y el mismo estado se esfuerzan tanto en que compremos lo que no necesitamos con el dinero que no tenemos? ¿Será que los mueve un gran deseo de que vivamos la mejor vida?

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. Luis@hotmail dice:

    Will smith dijo: “vivimos gastando el dinero que NO tenemos (ósea, recurrimos al credito), para comprar cosas que NO necesitamos, para impresionar a gente que NO conocemos”

  2. Sinforoso Picon dice:

    En este sentido es donde está la ventaja de la China; su mentalidad budista permite precisamente eso, vivir alejado del consumo, interesado en el ser y no en el tener.
    Lo que pueden hacer las creencias espirituales cuando no las manejan los grupos económicas, cuando fluye su verdadero interés, que no es más que el crecimiento individual del ser.

  3. FElipe dice:

    Pero de igual manera hay personas que se quedan acaparando bienes y riquezas toda la vida, y cuando están en edad para disfrutar todas sus riquezas con su familia, si es que esa ambición no los dejo solos, no pueden hacerlo porque no tienen el estado de salud de cuando tenían 30 años. O como la generación de nuestros padres y abuelos, que dieron toda su vida y trabajaron duro para una empresa, para esperar y disfrutar su pensión, pero a los 62 años, ya tienen hipertensión, diabetes, artritis, problemas en riñones. Quien te libra de contraer intempestivamente a los 30 años, después de llevar una vida saludable, una enfermedad neurodegenerativa, de un infarto, de alguna una enfermedad inmunoresistente, de un cancer sin razon (como el ministro de salud). Quien te libra que no tengas un accidente de transito y deje lisiada tu vida. Quien te garantiza que dentro de 10 años que seas financieramente estable tengas a tu lado toda tu familia para disfrutarlo?

    El hecho de llevar una vida austera o no, creo que hace parte de la estructura personal de cada uno, finalmente lo importante es hacer lo que me haga sentir mejor. Es así, como hay inversionistas de alto y de mínimo riesgo, es igual para la vida.

    Creo que es mucho peor, no haber vivido con la intensidad que quería, por hacer lo que otros consideraban financieramente correcto.
    Y no hay que negarlo, las posesiones son fuente de felicidad para una gran porción de la población, ¿quien no quiere ser feliz?

    Y en todo caso, el consumismo es uno de los grandes motores de la economía.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.