¿Y si subimos el salario y que el trabajador pague lo que debe pagar el empresario por cada trabajador?

Por

Los salarios en el país son bajos, pero ello no implica que lo que debe pagar el empresario por cada trabajador sea también bajo, pues adicional al salario, el empresario debe pagar una serie de sumas por cada trabajador lo que eleva considerablemente la carga laboral del empresario, y el trabajador no se da por enterado de ello.

Sería un excelente ejercicio que el empresario pagara un mayor salario al trabajador, y que este pague de su bolsillo lo que hasta ahora debe pagar el empresario. Será una suma de resultado cero, por cuanto el trabajador finalmente recibirá lo mismo y el empresario pagará lo mismo, pero con seguridad las cuentas serán más claras y tanto empresarios como trabajadores tendrán más que claro cuánto es lo que se ingresa y cuanto lo que se le gira a papá gobierno.

Seguramente un trabajador que reciba $900.000 en lugar de un mínimo, pero que luego el estado le saque por la derecha $300.000 para que finalmente tenga un neto de $600.000, tendrá conciencia de cuánto es lo que el estado le quita, y seguramente ya no criticará tanto al empresario miserable que le paga poco, sino al estado que le quita mucho y da muy poco.

Si el trabajador es quien debe pagar de su bolsillo  la totalidad de lo que hay que entregar a la EPS, al fondo de pensión, a la ARL, a las cajas de compensación familiar, Sena e ICBF, dinero que sin duda se repartirán los políticos por los que en cada elección votan entre fiestas, aplausos y cánticos, reflexionará sobre lo que está sucediendo y probablemente adquiera un poco más de conciencia sobre las causas de que gane tan poco a pesar de trabajar mucho.

El estado se queda con una gran parte del dinero que genera una persona con su trabajo, lo que sucede es que el trabajador no se da cuenta porque el estado no lo saca directamente de su bolsillo sino que se lo saca al empresario, y si hacemos que todo lo que saca el estado sea directamente de la cuenta bancaria de trabajador, será un paso importante en conseguir que las personas reflexionen y se cuestionen sobre el manejo que los políticos hacen de la economía y del dinero que nos quitan de mil formas cada día.

Choca que a pesar de  tanto escándalo de corrupción la gente no reacciona. Eso se debe a que quizás la gente no tiene claro que se lo están sacando de su bolsillo,  porque no se lo quitan de forma directa sino indirecta y a cuenta gotas. Un poquito aquí y otro poquito allá.

Si en lugar de tanto impuestos, de tanto parafiscal y tantas tasas y contribuciones el estado hiciera un solo descuento directo a la nómina del trabajador, este sería consiente de lo que está pagando, pues con seguridad encontrará que  el estado se queda con por lo menos el 60% de lo que cobra cada mes un trabajador y allí se indignaría al percatarse que trabaja para el estado y para unos políticos ladrones,  y seguro que nunca más una persona aplaudirá a un político en campaña. Sentirá vergüenza y repulsión  de tan sólo tenerlo en frente.

¿Qué tal si usted hace el ejercicio de contabilizar cada peso que deja en un peaje, en impuesto a la gasolina, impuesto al consumo, en Eps, en el Iva que paga en todo lo que compra día a día, en las notarías, en las cámaras de comercio, en el impuesto al carro, predial, avisos y tableros, renta, CREE, Ica, etc.? Usted paga más de lo que nunca se ha imaginado. Es por ello que su sueldo apenas le alcanza para comer  y mal vivir ya que el estado se queda con casi todo, y a pesar de ello la gente ni siquiera revira cuando se  entera que se han robado billones de pesos, y lo que es peor, cuando llegan la elecciones corren a votar por los mismos políticos que lo han robado. Es para no creerlo. Tal vez  merecemos este destino, pues no hay derecho a tanta estupidez.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.