Yo con yo, y de paso sancionamos a los contribuyentes

La declaración anual de activos en el exterior es una nueva declaración, creada mediante la ley 1739 de 2014. Ahora bien, el régimen sancionatorio aplicable a dicha declaración no fue contemplado en la ley.

En su momento la DIAN mediante oficio 013515 del 12 de mayo de 2015 señaló:

“De la lectura de la norma, se puede observar que se trata de una obligación que se exige a partir del año 2015, cuyo régimen sancionatorio no se encuentra establecido. En tal sentido, en la actualidad no existen sanciones específicas para los casos hipotéticos consultados.”

Sin embargo, el afán recaudatorio de la DIAN lo llevó a que mediante la resolución que prescribió el formulario de la declaración anual de activos poseídos en el exterior se dispusiera que la sanción aplicable a dicha declaración es la señala en el artículo 651 del estatuto tributario.

El 14 de septiembre mediante la resolución 096 de 2015 dispuso:

“Artículo 2°. Sanción por no Presentación o Presentación Extemporánea. La sanción aplicable en caso de no presentación o presentación extemporánea de la Declaración Anual de Activos en el Exterior, es la dispuesta en el artículo 651 del Estatuto Tributario, relativa al no envío de información.”

A pesar de que la resolución señalara esa sanción, los contribuyentes estábamos tranquilos, pues a la luz de la ley 223 de 1995 y la circular de seguridad jurídica, aun teníamos un concepto vigente que permitía que no existiese sanción aplicable en caso de no presentar o presentar de forma tardía dicha declaración.

Pero, de forma “audaz” la Coordinación dinámica de los procesos de la DIAN  consultó a la misma DIAN por la sanción aplicable. Es decir, DIAN pregunta a DIAN cual es la sanción aplicable a la declaración anual de activos poseídos en el exterior.

A lo cual sin ningún esfuerzo argumentativo, la dirección jurídica de la entidad responde en oficio 070 de agosto 19 de 2015:

“ la sanción aplicable en caso de no presentación o presentación extemporánea de la declaración anual de activos en el exterior, es la dispuesta en el artículo 651 del Estatuto Tributario, relativa al no envío de información, dicha conclusión, deviene de las facultades que legalmente fueron otorgadas a la administración tributaria a través de la ley 1739 de 2014, que adicionó el articulo 607 al ET, norma en la que se establece el envío de determinada información dentro de los términos previstos en el reglamento.

En los anteriores términos se revoca el concepto 013515 de mayo de 2015 proferido por la Subdirección de Normativa y Doctrina.”

Dicho oficio fue publicado en diario oficial 49.768 del pasado 27 de enero de 2016. Motivo por el cual solo a partir de esa fecha se entiende revocado el concepto 013515 de 2015.  Mala práctica la de la entidad de auto preguntarse con el único objetivo de modificar la doctrina de la entidad por entenderla desfavorable. Ejemplos como estos se evocan de temas como los saldos a favor originados en declaraciones voluntarias, retención en la fuente, y muchos otros.

Finalmente, todo este esfuerzo de “legitimar” una sanción no contemplada en la ley será insuficiente, pues pro fortuna el artículo 197 de la ley 1607 de 2012 contempla el principio de legalidad que deben cumplir el régimen sancionatorio tributario, para evitar precisamente esas sancionados basadas en esas “conclusiones que devienen”.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.