El CREE fue un impuesto sobre la renta para equidad, una nueva figura creada tras la reforma fiscal de 2012 con el objetivo de sustituir los aportes parafiscales, que estuvo vigente hasta la expedición de la ley 1819 de 2016.