¿En qué consiste una política monetaria expansionista?

La política monetaria son una serie de decisiones tomadas por el banco central para controlar la oferta monetaria.

Es una rama de la política económica utilizada para mantener la estabilidad económica utilizando la cantidad de dinero que circula como variable de control.

Resulta imposible controlar directamente los precios de todos los productos y servicios de la economía, por esta razón, para poder mantener la estabilidad de precios, todos los bancos centrales definen un conjunto de metas, acciones e instrumentos. A este conjunto de metas, acciones e instrumentos se le conoce como política monetaria.

La política monetaria tiene varios objetivos de base:

  • estabilizar el valor del dinero,
  • aumentar la tasa de crecimiento económico,
  • mantener el menor nivel de desempleo posible,
  • mantener el mayor equilibrio posible en la balanza de pagos (diferencia entre las exportaciones e importaciones del país),
  • mantener un tipo de cambio estable,
  • proteger las reservas internacionales.

Existen dos tipos de política monetaria: expansionista y contractiva.

Cuando se lleva a cabo una política monetaria expansionista, decidida por el banco central, se incrementa la oferta monetaria. Esta política tiene un efecto de aumento del nivel de producción y de empleo, ya que favorece la inversión privada. Su principal objetivo es aumentar la cantidad de dinero en circulación cuando en el mercado hay poco dinero circulando.

A continuación algunos de los mecanismos utilizados en una política monetaria expansionista:

Reducción de la tasa de interés: mecanismo que hace más atractivos los préstamos bancarios y favorece por lo tanto la inversión. Modificando la tasa de interés de referencia, el banco central influye en la oferta monetaria.

Reducción del coeficiente de caja. Los bancos pueden prestar más dinero con las mismas reservas con las que cuentan. Disminuyendo el coeficiente legal de caja, que es el porcentaje de los depósitos bancarios que deben mantener los bancos en forma de reservas legales, los bancos comerciales deben mantener menos dinero en forma de reservas y por lo tanto tienen más dinero para prestar, lo que aumentará la oferta monetaria.

Compra de deuda pública: inyecta más dinero en el mercado. Puede ser a través de la compra de bonos por parte del banco central a los bancos comerciales. El banco central les da dinero a cambio de títulos, lo que supone un préstamo del banco central a los bancos comerciales que pagarán intereses, pero esta liquidez les permite realizar más préstamos y por lo tanto aumentar la oferta monetaria, manteniendo las reservas mínimas que los bancos están obligados a tener.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.