Política cambiaria

La política cambiaria tiene como finalidad estabilizar el valor de la moneda de un país con respecto a otras divisas, principalmente el dólar que es la divisa de reserva internacional.

Qué es la política cambiaria.

La política cambiaria es el conjunto de medidas, instrumentos y decisiones aplicadas por el banco central y el gobierno, a fin de regular el valor del cambio de la moneda nacional respecto a otras divisas.

El valor de cambio de una moneda tiene un efecto profundo en la economía, que puede casuar desde inflación hasta la destrucción del empleado y la industria nacional.

El tipo de cambio es el precio por el que se vende o compra una divisa, a fin de lograr el control de diferentes variables que afectan tanto el valor de la moneda como la economía misma.

En principio el tipo de cambio de una monedad depende o refleja la oferta y demanda de divisas, de manera que, si hay abundancia de dólares este baja de precio, y si hay escasez, este sube de precio, pero el banco central, en nuestro caso el banco de la república, puede intervenir de distintas formas el mercado cambiario para lograr un objetivo determinado.

Por ejemplo, la manera más sencilla de influir en el tipo de cambio, es que el banco central participe en el mercado cambiario alternado la oferta o la demanda según la necesidad puntual.

Por ejemplo, si el banco central quiere disminuir el tipo de cambio, decida vender parte de sus reservas de divisas, aumentando la oferta de estas, y si lo que quiere es incrementar el tipo de cambio, lo que hace es comprar divisas en el mercado cambiario.

Es una de las herramientas para controlar la devaluación o revaluación de la moneda, simplemente comprando o vendiendo dólares.

Otra herramienta de la política monetaria es incrementar las reservas internacionales, que puede ser en divisas o en oro, a afín de reducir la vulnerabilidad de la divisa y mejorar las condiciones de crédito externo, lo que permitirá conseguir financiamiento a menores tasas de interés, o por lo menos garantizar ese financiamiento cuando sea necesario.

En la mayor parte de las circunstancias, el tipo de cambio también responde a las tasas de inflación interna, por la siguiente razón: un incremento en los precios nacionales superior al aumento de precios en los socios comerciales torna las exportaciones del país menos competitivas y sus importaciones más atractivas. Por lo tanto, si los otros factores no varían, esto disminuirá la oferta futura de divisas con relación a su demanda, y por ende hará que el tipo de cambio se deprecie.

La política cambiaria por sí solo no puede estabilizar o moldear el comportamiento de una divisa, pues el valor de esta depende de muchas variables, que requieren ser abordadas por otro tipo de políticas como la fiscal, monetario, económica, laboral, etc.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Alborada Dice:

    Cuando la oferta de divisas es menor a la demanda de divisas el precio de éstas se aumenta es decir, sube la tasa de cambio, por lo tanto el tipo de cambio NO se deprecia, sube.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.