¿Por qué es importante la inducción al nuevo empleado?

Cuando se contrata un nuevo empleado, brindarle una inducción tanto de la empresa como del puesto de trabajo es fundamental para que obtenga éxito en el desempeño laboral.

Una inducción se debe dar antes de iniciar labores y puede extenderse por varias semanas, o incluso meses si así lo determina la empresa, esto es de acuerdo a las necesidades de la misma. Durante este tiempo, la calidad de la inducción tendrá un efecto sobre la forma en que el empleado visualiza el negocio y la forma como se integrará a él.

Algunas empresas suelen cometer el error de ignorar los periodos de inducción. En lugar de esto, dejan al nuevo trabajador por cuenta de ellos mismos y de sus compañeros,  para que aprenda sobre la marcha, lo  que cuesta tiempo y dinero. Esto va en contra de la idea de inducción, que es la integración de los empleados para que alcancen su máximo potencial lo más pronto posible.

Y cómo dar una  buena inducción? Pues bien, debe comenzar con aspectos generales de la empresa  especificando el tamaño en cuanto a número de empleados y sucursales, la historia y la forma en que la empresa opera, socializar cualquier procedimiento que tenga en su empresa, esto puede incluir los términos y condiciones de contratación, plataforma estratégica, el reglamento interno de trabajo, las medidas disciplinarias, reglas para evaluación de desempeño, políticas, reglamentos, programas, herramientas de comunicación empresarial y  planes de emergencia.  En cuanto a la inducción propia del cargo,  dar una descripción del trabajo a realizar, socializar manual de funciones, procedimientos propios del área, indicadores del área, metas específicas de las funciones, hacer entrega de herramienta de trabajo asegurándose que quede claro cómo utilizarlas. Seguido a esto culmine  con un recorrido a las instalaciones de la empresa haciendo una breve reseña del funcionamiento de las diferentes áreas y la presentación del personal que labora en cada una de estas.

Es importante que la empresa destine espacios adecuados para dar la inducción al nuevo trabajador así como las ayudas audiovisuales necesarias, pues de esto depende el grado de atención y concentración que tenga.

Es recomendable que todos los pasos que se siguen en el proceso de inducción así como su contenido se estipule en un manual de inducción, de esta manera se estandariza y no se omiten datos que pueden ser relevantes. Se debe estipular tiempos por cada tema, así no saturamos de información al nuevo trabajador.

Ahora surge la inquietud y es ¿Quién debe hacer la inducción?, se recomienda que sean los dueños del proceso Ejm: la oficina de recursos humanos le informa sobre contratación y la información general de la empresa; el jefe inmediato lo hace con toda la información específica del cargo y en general en el manual de inducción que se elabore en cada una de sus etapas debe tener un responsable, desde luego esta debe ser supervisada por la persona encargada del área de capacitación así se puede garantizar que se cumpla con todo el contenido.

Por último,  es importante hacer una evaluación de la inducción, solo así medimos que tan efectivo y claro fue este proceso y si el trabajador está en capacidad de iniciar labores o necesita refuerzo en algún tema específico.

En el primer día de trabajo el nuevo integrante ya debe tener un panorama amplio de toda la organización así como de sus funciones. El responsable de la inducción debe asegurar que su inicio esté lleno de una calurosa bienvenida, hacer que se sienta  como en casa, pues esto será determinante para basar su primera impresión de la empresa.

A menudo, este día se utiliza para hacer una presentación formal con su nuevo equipo de trabajo y para aclarar inquietudes que tenga sobre sus labores específicas.

Es fundamental no sobrecargar el empleado con mucha información en el primer día, ya que no se quiere que se le olviden de los puntos más importantes (nadie se acordará de todo). Recuerde: la inducción necesita tiempo para tener éxito. Ese día mejor aclare todas las dudas que llegase a tener, pues estar inseguro sobre alguna información a menudo conduce a que el nuevo empleado no avance al ritmo que esperamos y sea más lento el proceso de adaptación.

Recordemos que una buena inducción  puede determinar la rapidez con la que el nuevo empleado se acopla a la empresa y la velocidad para alcanzar su pleno potencial.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.