La inflación según la teoría keynesiana

Cuando acontece un sostenido aumento de los precios de los bienes y los servicios a lo largo de cierto período de tiempo, se está en presencia del fenómeno de la inflación, el cual se refleja en un índice cuya medición constituye uno de los datos más importantes para las economías nacionales.

Cuando dicho índice inflacionario no es acompañado por un aumento generalizado de los ingresos de la población se produce, pues, una caída del poder adquisitivo de las personas; es decir que, con la misma cantidad de dinero, uno puede comprar muchas menos cosas que antes.

La inflación constituye, pues, una de las cuestiones más preocupantes para un país y es, por lo tanto, estudiada por todas las corrientes económicas. Entre ellas, la teoría keynesiana ofrece, mediante su reconocido modelo triangular, la explicación de sus causales.

El modelo triangular de Keynes

El modelo triangular está basado, pues, en tres pilares que explican el fenómeno inflacionario:

- El tirón de la demanda: esto sucede cuando la demanda agregada – es decir, la sumatoria del gasto público, de las inversiones privadas, del gasto del consumidor y de la diferencia entre exportaciones e importaciones- supera a la oferta disponible en el mercado y ocasiona una fuerte suba de los precios. Esta situación podría deberse al veloz incremento de la oferta monetaria, a una mayor confianza por parte de los consumidores, o bien a una caída del tipo de cambio legal en curso.

- El aumento de los costes de producción: en este caso, la inflación deviene del alza de los precios con que los empresarios ofrecen su producción en respuesta, a su vez, al incremento de sus costes; esto, con el objeto de transferir el mismo a los consumidores.

- La inflación estructural: cuando se habla de esta clase de inflación es porque ya se ha entrado, por cualquiera de sus causas, en una viciosa espiral inflacionaria caracterizada por una suba indiscriminada de los precios de la cual, en adelante, resultará muy difícil desligarse.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.