Reaseguro y diferencias con el coaseguro

El reaseguro es una modalidad del contrato de seguro a través de la cual el  asegurador contrata con otra compañía de seguro el riesgo, con la finalidad de que en caso de siniestro responda, denominándose este último reasegurador; por muchos escritores el reaseguro ha sido definido como “seguro del seguro”; de acuerdo con lo establecido por el 1134 del código de comercio, el reaseguro se caracteriza por lo siguiente:

  • Quien suscribe el contrato con el asegurador se denomina reasegurador.
  • Las obligaciones del reasegurador son las mismas que tiene el asegurador respecto al asegurado, la responsabilidad del reasegurador es directa con el asegurador, por ende, el asegurado no tendrá acción directa en contra de este.
  • El reasegurador responde al asegurador no al asegurado,

El reaseguro se diferencia plenamente del coaseguro en que, en el primero no existe ninguna responsabilidad del reasegurador con el asegurado, ya que las obligaciones de este son con el asegurador, mientras que en el coaseguro son dos compañías de seguros las que responden ante el asegurado en caso de siniestro, respondiendo ambas compañías en la proporción que se haya establecido en el contrato.

Para que se constituya coaseguro es necesario que el asegurado solicite o acceda a que dos o más aseguradores se distribuyan el seguro, es decir, que en el coaseguro es necesario el consentimiento del asegurado, mientras que en el reaseguro quien contrata con el reasegurador es la compañía aseguradora sin que se requiera previa aquiescencia del asegurado.

El reaseguro tiene una finalidad económica la cual consiste en mantener un equilibrio monetario en la entidad aseguradora, para que su capacidad financiera de asumir los riesgos se mantenga, en síntesis el contrato de reaseguro evita que las compañías aseguradoras se vayan a pique.

El código de comercio en el artículo 1134 no define el reaseguro solo establece las condiciones que se derivan de este, dicho artículo señala lo siguiente:

“En virtud del contrato de reaseguro el reasegurador contrae con el asegurador directo las mismas obligaciones que éste ha contraído con el tomador o asegurado y comparte análoga suerte en el desarrollo del contrato de seguro, salvo que se compruebe la mala fe del asegurador, en cuyo caso el contrato de reaseguro no surtirá efecto alguno.

La responsabilidad del reasegurador no cesará, en ningún caso, con anterioridad a los términos de prescripción de las acciones que se derivan del contrato de seguro.

Estos términos no pueden ser modificados por las partes”.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.