Política fiscal

La política fiscal hace referencia fundamentalmente a la administración de los ingresos, gastos y financiamiento del sector público.

Qué es la política fiscal.

El fisco tiene que ver con el erario y tesoro público, es decir, con la gestión de todos los recursos que tiene el estado, y la forma en que se gestiona es de lo que se ocupa la política fiscal.

La política fiscal se trata de las estrategias y medidas que el estado implementa, no solo para generar recursos, sino también, para administrar de forma eficiente dichos recursos.

Es un conjunto de medidas que tratan sobre cómo generar recursos, cómo gestionarlos y en general, como administrar el presupuesto de la nación.

Política fiscal e impuestos.

Generalmente la palabra fiscal se confunde con impuesto, debido a que precisamente, buena parte de los ingresos del estado provienen de los impuestos, ya que por naturaleza el estado no es un buen generador de riqueza como lo es la empresa privada.

La política fiscal es la política que sigue el sector público respecto de sus decisiones sobre gastos, impuestos, sobre el endeudamiento y sobre la gestión de los recursos cualquiera sea el origen de ellos.

Esta política tiene como objetivo facilitar e incentivar el buen desempeño de la economía nacional para lograr niveles aceptables o sobresalientes de crecimiento, inflación y desempleo, entre otras variables. Igualmente, busca evitar fluctuaciones en la economía.

Las herramientas con las que cuenta la política fiscal para cumplir con sus objetivos están relacionadas con los ingresos y los gastos sobre los cuales tiene influencia el Estado.

Desde el punto de vista del ingreso, el estado puede controlar a quién y en qué cantidad se le cobran impuestos, a la vez que puede desarrollar mecanismos para garantizar el pago de éstos (evitar la evasión, elusión o abuso tributario), etc.

La política fiscal permite introducir incentivos negativos y positivos para favorecer o castigar a determinados sectores económicos o de población, mediante figuras como deducciones, exenciones, sobretasas, descuentos tributarios o tarifas fiscales elevadas.

Desde el punto de vista del gasto, el Estado puede tener influencia sobre el nivel de los salarios, el aumento de éstos año tras año, las contrataciones y los dineros que se transfieren a los departamentos y municipios o a otras entidades, etc.

Medidas fiscales que se pueden tomar.

Veamos qué decisiones puede tomar el Estado en materia de política fiscal para una situación específica de la economía del país.

A parte de los impuestos el estado puede tomar una serie de medidas fiscales según la situación o coyuntura económica.

Por ejemplo, si se presenta una situación en la cual la economía se encuentra estancada, el consumo es bajo y las empresas no pueden producir con toda su capacidad, el Gobierno puede buscar incentivar el consumo reduciendo los impuestos que se le cobran al público; por lo tanto, las personas tendrán más ingreso disponible para comprar bienes y servicios y consumir en general.

Por otro lado, siendo el Estado el consumidor más grande, éste puede gastar más dinero en la economía realizando inversiones u otro tipo de gastos que incentiven la producción de las empresas, y de allí que algunos países inicien grandes obras de infraestructura que cumplen una doble función: dinamizar la economía generando empleo y activando la cadena productiva, y mejorando la competitividad del país.

Las políticas fiscales se pueden clasificar en dos grupos:

  1. Políticas expansionistas
  2. Políticas contraccionistas.

La política fiscal expansionista se presenta cuando se toman medidas que generen aumento en el gasto del gobierno, o reducción de los impuestos, o una combinación de ambas. Por el contrario, una política fiscal contraccionista se presenta cuando se toman decisiones para tener un gasto gubernamental reducido, o aumentar los impuestos, o una combinación de ambas.

Aún con las ventajas que puedan traer las distintas herramientas que componen una política, el Estado debe ser muy cuidadoso de no excederse en las medidas que desea tomar porque estas medidas pueden afectar las finanzas públicas y aumentar el déficit fiscal a niveles peligrosos que afectarían la estabilidad económica del país.

El medio por el cual el Estado obtiene los recursos necesarios para desarrollar sus políticas (deuda interna o externa o a través de impuestos) y mantener en niveles aceptables su déficit fiscal, afecta también otras variables como las tasas de interés y la tasa de cambio, las cuales también deben ser tenidas en cuenta en el momento de definir una política fiscal.

Quien fija la política fiscal.

La política fiscal es fijada por el gobierno por intermedio del ministerio de hacienda o finanzas, quien a su vez crea una serie de entidades que se encargan de distintos aspectos relacionados con la política fiscal.

Las decisiones que toman estos entes que podríamos calificar de tecnócratas, obedecen a la política o visión que tenga el gobierno de turno, que por medio de la política fiscal intentará darle forma a su plan de gobierno y a su visión ideológica de la economía y de la sociedad.

Guía Laboral 2024

Conozca sus derechos y obligaciones laborales como trabajador o como empleador, y evítese problemas. Ver más.

Forma de citar este artículo (APA):

Gerencie.com. (2022, enero 26). Política fiscal [Entrada de blog]. Recuperado de https://www.gerencie.com/politica-fiscal.html

Recomendados.

Deje su opinión o su pregunta.

Regístrese para informarle cuando se responda su pregunta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.