ROE (Return On Equity)

El ROE, acrónimo de la expresión inglesa return on equity, o rentabilidad financiera es uno de los principales parámetros que los expertos manejan en el análisis fundamental de una empresa, sobre todo de las compañías que cotizan en los distintos mercados financieros organizados del mundo.

Se trata de un concepto sencillo que relaciona el beneficio económico obtenido con los recursos o fondos propios que posee la compañía. Matemáticamente el ROE, expresado en %, se formula como:

ROE= (Beneficio neto después de impuestos/ fondos propios)*100

Se trata de uno de los ratios de rentabilidad más utilizados para seguir la evolución de una empresa. Para el conjunto de los accionistas es mucho más importante un ratio de rentabilidad elevado que un elevado beneficio en términos absolutos. En este sentido, el ROE constituye un claro indicador de cómo una empresa gestiona y saca rendimiento al capital que en ella depositan los accionistas.

A primera vista, por tanto, resulta un parámetro útil para comparar la rentabilidad de las compañías cotizadas, puesto que de alguna forma mide o indica qué empresas generan beneficios de forma más eficiente. EL ROE es, por tanto, un parámetro a tener en cuenta a la hora de la selección de una inversión en el medio y largo plazo desde el punto de vista del análisis fundamental.

Pero como suele ocurrir con este tipo de ratios, su interpretación en algunas ocasiones no es sencilla. Uno de estos casos lo constituyen las ampliaciones de capital, tras las cuales una empresa puede tener un importante incremento de beneficios después de impuestos, pero su ROE y por tanto la rentabilidad que pueda percibir el accionista disminuir. Esto ocurrirá siempre que la rentabilidad que generen las nuevas inversiones que la compañía va a acometer con los recursos inyectados tras la ampliación de capital, sea que menor el ROE previo a la ampliación de capital. En estos casos el valor de la acción tenderá a caer.

Por tanto no es un ratio perfecto, pero estos efectos se pueden minorar ciñendo el empleo de este tipo de ratios a empresas de un mismo sector de actividad, ya sea el sector financiero, el energético, el tecnológico o cualquier otro sector industrial. Es en estos casos cuando el ROE, preferiblemente tomando un valor promedio de los últimos años (normalmente 5), se convierte en una herramienta particularmente útil para identificar a las compañías líderes de cada sector de actividad o para identificar compañías que por distintos motivos el mercado tiene en un momento determinado infravaloradas

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.