Liquidez o rentabilidad – ¿Qué es mejor?

Toda organización busca obtener una buena liquidez al tiempo que obtiene una buena rentabilidad, aunque esta combinación perfecta no siempre es posible.

Dilema entre liquidez y rentabilidad.

Cuando la empresa se enfrenta a una situación de crisis resulta difícil tener las dos cosas, y en ocasiones tendrá que decidir entre tener mayor liquidez o mayor rentabilidad.

La liquidez es la capacidad que tiene la empresa para cumplir con sus obligaciones financieras, y para satisfacer las necesidades operativas de su objeto social.

La rentabilidad en cambio, es la productividad o rendimiento obtenido en los recursos invertidos en la empresa o por esta.

Ambos conceptos se pueden gestionar y debido a su importancia se debe buscar un equilibrio según las circunstancias puntuales que sucedan en la empresa.

La falta de liquidez es un problema mayúsculo que debe ser resuelto en el corto plazo, porque de la liquidez depende que la empresa pueda cumplir con sus obligaciones con proveedores, sistema financiero, impuestos, y, sobre todo, de ella depende que se obtenga el capital de trabajo suficiente para poder trabajar y generar rentabilidad.

Se puede afirmar que sin liquidez no puede haber productividad, pues la productividad es el rendimiento de los recursos invertidos, y sin liquidez no hay recursos para invertir que puedan generar rentabilidad.

Si no hay liquidez no hay fuentes de capital que generen utilidad, y la empresa funciona es con liquidez, pues sin ella no puede haber utilidad.

Por consiguiente, la empresa primero debe garantizar que exista liquidez, y luego si trabajar para que esa liquidez genere rentabilidad para la empresa.

Por supuesto que siempre puede haber un camino medio, donde se renuncia a una parte de rentabilidad para conseguir liquidez.

Por ejemplo, cuando la empresa necesita liquidez con urgencia, suele vender sus inventarios con importantes descuentos lo que afecta su rentabilidad, pero le soluciona la necesidad de liquidez.

Antes que rentabilidad la empresa debe garantizar operatividad, es decir, que la empresa marche, funcione correctamente aun cuando no genera utilidad alguna, pues se trata de tener la empresa funcionando por el tiempo suficiente que permita solucionar los problemas de liquidez, que en muchos casos son temporales.

La liquidez se puede recuperar por ejemplo con endeudamiento, pero ese endeudamiento tiene un costo financiero que a su vez disminuye en la rentabilidad, por lo que en algunos casos antes que endeudarse es mejor renunciar a un poco de rentabilidad por la vía de la disminución de precios.

Entonces, respecto a la pregunta de qué es mejor sin liquidez o rentabilidad, en escenarios a corto plazo siempre es mejor la liquidez pues permite que el negocio sigua funcionando mientras se encuentra otra solución.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.