Fusiones verticales y las fusiones horizontales

La fusión empresarial es un proceso de concentración de empresas, que da lugar a una unión de patrimonios y de socios de las sociedades que intervienen en la operación.

Qué es una fusión empresarial.

La fusión empresarial es un acto de naturaleza corporativa o social motivado por causas económicas por el cual dos o más sociedades mercantiles, previa disolución de alguna o de todas ellas, fusionan sus patrimonios y agrupan a sus respectivos socios en una sola sociedad.

Con ello, en lugar de dos o más empresa se crea una sola empresa con un patrimonio mayor y una mayor capacidad económica, operativa y financiera al concentrar todo el patrimonio y las operaciones en una sola empresa.

Las empresas se pueden fusionar de diversas maneras. Las fusiones horizontales y verticales son sólo dos de los muchos tipos de fusiones en los que se suelen clasificar estas operaciones.

Fusión horizontal.

Una fusión horizontal es una fusión que combina a dos o más compañías dentro de la misma industria que producen productos similares. Las compañías que se fusionan de manera horizontal lo hacen para expandir su línea de productos, ampliar su nicho de mercado, para entrar un mercado geográfico diferente o para tener más control sobre una industria. Con la adquisición de la competencia, la sociedad absorbente supone la reducción de la competencia en el mercado y, además, está en posición de competir con otras empresas más grandes.

Las fusiones horizontales son comunes en las industrias con un menor número de empresas, ya que la competencia tiende a ser mayor y las sinergias y las posibles ganancias de cuota de mercado son mucho mayores para la fusión de las empresas de dicha industria.

Fusión vertical.

Una fusión vertical ocurre cuando dos compañías en la misma industria, pero en distintas fases de la producción, o cuando dos compañías que producen distintas partes. También sucede este tipo de integración vertical cuando la empresa compradora compra compradores o vendedores de bienes y servicios a la empresa. En otras palabras, una concentración vertical es por lo general entre un fabricante y un proveedor. Las fusiones verticales suelen ocurrir con el fin de aumentar la eficiencia en la cadena de suministro que, a su vez, aumenta los beneficios para la sociedad absorbente.

Las compañías que se fusionan verticalmente lo hacen para buscar una ventaja competitiva reduciendo costos y eliminar los problemas que pueden surgir con la competencia entre las diferentes empresas. Podríamos decir que, de esta manera, una empresa puede reducir la dependencia y aumentar la rentabilidad.

Ejemplo de fusiones verticales y horizontales.

Un ejemplo de una fusión vertical es el caso de los bancos Wells Fargo que compró a Norwest; NationsBank cuando adquirió Bank of America; y Citibank y Travelers cuando se fusionaron para conformar Citigroup. En países como España un gran número de pequeños bancos y cooperativas se fusionaron para crear grandes bancos como la fusión de CaixaBank y Bankia.

En algunos casos no existe fusión como tal, sino que un banco compra a otro para controlarlo sin fusionarse creando conglomerados empresariales.

Forma de citar este artículo (APA):

Gerencie.com. (2021, noviembre 15). Fusiones verticales y las fusiones horizontales [Entrada de blog]. Recuperado de https://www.gerencie.com/que-son-las-fusiones-verticales-y-las-fusiones-horizontales.html

Recomendados.

Deje su opinión o su pregunta.

Regístrese para informarle cuando se responda su pregunta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.