Control de precios y sus efectos en la oferta y demanda

El control de precios que suele introducir el estado, tiene un efecto sobre la oferta y la demanda de los bienes y servicios sujetos al control de precios, que suelen ser objeto de estudio por parte de los empresarios.

Control de precios.

El control de precios es la medida que toma un estado que por medio de normas impone unos precios máximos a distintos productos y servicios.

El control de precios es la forma en que el estado fija los precios en lugar del mercado.

El control de precios se impone con la intención de proteger al consumidor ante incrementos elevados y repentinos de los precios.

Que efectos tiene el control de precios.

Según la teoría del libre mercado, el mercado mismo mediante la conocida ley de la oferta y demanda, debe regular los precios de los bienes y servicios, pero en ocasiones el estado decide intervenir mediante la fijación de precios máximos al público.

Ya sea por la detección de fenómenos especulativos o por una medida social encaminada a proteger derechos básicos de los ciudadanos como la salud o la alimentación, el estado fija un sistema de precios máximos sobre determinados bienes y servicios que tienen un fuerte efecto tanto en la demanda como en la oferta.

La intervención del estado puede conseguir resultados diferentes como la corrección de imperfecciones del mercado o simplemente distorsionarlo afectando desde oferentes hasta consumidores.

Cuando el estado toma la decisión de introducir un precio máximo sobre un producto, la oferta se reciente puesto que hace menos atractiva su producción, así que los capitalistas proferirán invertir sus recursos en otro sector donde los precios no obedezcan a elementos artificiales sino al libre juego de la oferta y la demanda.

Al tiempo que la oferta se reciente por el control de precios, la demanda se puede ver estimulada por la existencia de un precio más razonable y asequible para el consumidor, de modo que se produce un exceso de demanda frente a la oferta, lo que se supondría debería redundar en un incremento de precios que deberían llevar a que en un momento dado se pueda alcanzar nuevamente un nivel óptimo o punto de equilibrio, situación que no se dará precisamente por el control de precios.

Al resentirse la oferta al tiempo que se incrementa la demanda, a pesar de que se presenta una posible escasez, esta escasez no redunda en un incremento de precios que sería lo normal, debido precisamente a la mano del estado que impide un libre desarrollo del mercado, puesto que restringe uno de los factores que lo dinamiza, que es el precio.

El precio de los bienes y servicios, así como puede incrementar o disminuir la oferta puede también incrementar o disminuir la demanda, juego que por sí solo debería mantener un precio que deje satisfechos tanto a consumidores como productores, pero cuando se introduce el control de precios, solamente los consumidores estarán satisfechos, situación que hace que los oferentes dejen de producir, investigar e introducir innovaciones, etc.

Cómo se regulan los precios.

El control o regulación de precios es una forma artificial de fijar los precios en el mercado, y se hace mediante decretos o leyes, que crean una especie de lista de precios.

En algunos casos el precio se fija de forma taxativa, expresa, y en otros se impone un precio máximo que el productor o comerciante puede cobrar.

Existen otros mecanismos para controlar los precios de una forma indirecta, como interviniendo la tasa de interés, incentivando determinados sectores, etc., a fin de modificar la oferta o la demanda, para obligar a que el mercado actúe sobre los precios.

Control de precios y crecimiento de la economía.

El control de precios está diseñado para proteger al ciudadano del común, pero tiene como efecto secundario afectar el crecimiento de la economía, puesto que los productores no tendrán incentivos para producir sabiendo que no pueden vender al precio real, y prefieren no producir a vender a pérdida, si ese fuera el caso.

Exceptuando los casos en que el incremento de los precios se debe a la especulación y a la existencia de monopolios y carteles, los precios altos están determinados por la dinámica del mercado, como puede ser escasez de materas primas, costos de financiación altos, impuestos altos, infraestructura deficiente, falta de trabajadores competentes, etc.

En ese orden de ideas, el control de precios no ataca la raíz del problema, puesto que los factores que determinan los altos precios seguirán presentes incluso con el control de precios, y la respuesta del mercado será disminuir la oferta lo que tendrá como consecuencia una desaceleración de la economía, o incluso una recesión.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Germán Muñoz Dice:

    Felicitaciones al grupo de trabajo. Las publicaciones son excelentes y muy oportunas y claras.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.