Ley de la oferta y demanda

La ley de la oferta y demanda son propias de una economía de mercado, donde se supone que el mercado se encarga de regular tanto la oferta como la demanda, y los precios de los bienes y servicios.

Oferta y demanda.

El mercado de bienes y servicios existe gracias a que hay una oferta de ellos y una demanda dispuesta comprarlos.

Los productores ofrecen bienes y servicios y los consumidores demandan bienes y servicios, de manera que lo producido por una persona es consumido por otra.

En consecuencia, la ley de la oferta y demanda representa o refleja la relación que hay entre la oferta y la demanda de bienes y servicios.

En qué consiste la ley de la oferta y la demanda.

La ley de la oferte y la demanda es un modelo económico que busca explicar la fijación de los precios de bienes y servicios en un mercado.

Existe una relación directa entre el precio de los bienes y servicios y la oferta y demanda de los mismos.

Según la ley de la oferte y la demanda, cuando hay un desequilibrio entre oferta y demanda, se da una variación de los precios dependiendo de qué lado esté el desequilibrio.

Si la oferte supera la demanda, los recios tienden a bajar, y por el contrario, cuando la demanda supera la oferta, los precios tienen a su bir.

Incremento de precios por la ley de la oferta y la demanda.

Los precios suben cuando los bienes y servicios son escasos, es decir, cuando la demanda supera la oferta.

En un mercado con muchos compradores y pocos productos, lo natural es que los precios suban porque muchas personas compiten por un bien escaso, y esa competencia lleva a subir los precios.

Cuando un producto es escaso, el comprador tiene a ofrecer más para poder acceder a él, y eso lleva al incremento de precios.

Si hay 3 unidades frente a 4 compradores, el comprador 4 tendrá que ofrecer más dinero que los otros 3 para poder acceder a uno de los productos, y eso crea una competencia entre ellos, pues no hay posibilidad de que todos puedan comprar un producto.

Por ello, medidas como el incremento de la oferta monetaria (impresión de dinero) desequilibra el mercado, pues de forma artificial se incrementa la demanda en un mercado donde hay pocos oferentes o productos, por lo que el resultado será un incremento de precios.

Disminución de precios por la ley de la oferta y la demanda.

La ley de la oferta y la demanda también contribuye a disminuir los precios de los bienes y servicios, cuando la oferta supera a la demanda.

Si hay muchos productos para la venta, pero hay pocos consumidores, los vendedores tienen que competir por los pocos compradores que hay, y esa competencia se hace por lo general disminuyendo el precio.

Se trata de conseguir clientes escasos bajando precios, a fin de que el cliente compre a un vendedor y no a otro, y esa competencia entre vendedores lleva a que los precios bajen.

Cualquier medida que lleva al consumidor a perder o disminuir su capacidad de consumo como disminución de salarios o perdida de empleos, hace que la demanda baje, por lo que los precios disminuyen para competir por esos pocos clientes.

Importancia de la ley de la oferta y la demanda.

La oferta y la demanda son importantes en una economía de mercado, porque la relación que hay entre ellas determinan el comportamiento de ese mercado.

Cuando hay un equilibrio entre la oferta y la demanda, el mercado está equilibrado y se puede decir que se regula sólo, pero cuando ocurre un desequilibrio entre estas dos variables, el mercado se distorsiona.

Aquí entra a jugar un papel importante conceptos como la competencia perfecta e imperfecta, pues el mercado se puede distorsionar de distintas formas a fin de causar un desequilibrio en beneficio de algún sector.

Por ejemplo, cuando en un producto existe un monopolio donde hay un solo productor, ese productor puede bajar la producción de forma deliberada para disminuir la oferta y causar una escasez a fin de incrementar los precios.

O cuando varios productores conforman un cartel para controlar la oferta de los productos y fijar el precio según su conveniencia haciendo inaplicable de ley de la oferta y la demanda.

La escasez o la abundancia determinan el comportamiento del mercado, y tanto la escasez como la abundancia pueden ser controladas o manipuladas a fin de controlar el comportamiento del mercado.

En consecuencia, la ley de la oferta y la demanda tiene validez en los mercados donde existe libre competencia y no existe competencia desleal ni monopolios, de manera que esta sólo cumple con su propósito si estamos ante una competencia perfecta, y en caso de no ser el caso, se requiere de procesos regulatorios para contrarrestar las distorsiones artificiales del mercado.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.