Principio de consensualidad

Por   04/11/2017

El principio de consensualidad hace referencia al mutuo acuerdo, a la expresión de voluntad  entre dos o más partes o personas.

La consensualidad es un principio que rige los contratos, ya sean civiles, comerciales o laborales. Es allí donde realmente se hace evidente e importante este principio.

El principio de consensualidad  es el pilar de los negocios, puesto que esos sólo son posibles y legales si hay un acuerdo muto entre las partes, si hay voluntad en aceptar como ley las condiciones del negocio.

El principio de consensualidad es tan importante, que las legislaciones de todos casi los países consideran su violación como una causa suficiente para dejar sin efecto legal cualquier contrato, en la medida, claro está,  en que por alguna razón se demuestro que no se cumplió con el principio de consensualidad.

Eso sucede por ejemplo cuando una persona, bajo amenazas firma un contrato. En ese contrato, que en principio expresa la voluntad de las partes, en realidad una de las partes nunca estuvo de acuerdo, actuó bajo presión o amenaza, de modo que por lo general basta con probar ese hecho para conseguir que el juez declare nulo el contrato y cese toda obligación derivada de él.

El principio de consensualidad, es pues el resultado del consenso entre las partes respecto a las formas y condiciones de un negocio, de un acuerdo o compromiso.

Como es obvio, sólo existe consenso cuando todas las partes integrantes de un negocio aceptan, expresan su voluntad respecto a las condiciones pactadas en él.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.