Solidaridad activa y pasiva

Por regla general una obligación es divisible y solidaria cuando muchas personas han contraído una obligación o cuando alguien se ha obligado respecto a muchas personas, y esa obligación solidaria puede ser activa o pasiva.

Obligación solidaria activa.

En esta clase de obligación solidaria cuando sean muchos los acreedores, el deudor puede hacer el pago a cualquiera de ellos a su elección, siempre y cuando no haya sido demandado por uno, ya que este caso deberá realizar el pago a este.

En la solidaridad activa, si interviene entre el deudor y cualquiera de los acreedores la compensación, la novación o la condonación de la deuda, se extingue la deuda respecto de los otros acreedores, al igual que el pago de la deuda lo haría.

Obligación solidaria pasiva.

Aquí el acreedor puede dirigir la demanda contra cualquiera de los deudores o contra todos.

Respecto a la obligación solidaria pasiva, la Corte Suprema de Justicia, sala de casación civil en sentencia de 11 de enero de 2000 expediente 5208, se refirió de la siguiente manera:

«La solidaridad pasiva tiene como rasgo característico el que todos y cada uno de los obligados responden por el total de la deuda, es decir, que a los ojos del acreedor cada deudor responde   como si fuera el único que se encuentra en la parte pasiva del vínculo obligacional. El concepto de fiador que asoma en el artículo 1579 del código civil no altera, en manera alguna, la ventaja que para el acreedor representa la solidaridad.»

De manera que el que es deudor solidario responderá por la totalidad de la deuda y no por la mitad, si el acreedor elige demandarlo a él

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.