Obligaciones solidarias

Una obligación solidaria surge cuando se celebra un contrato entre un acreedor y varios deudores o entre un deudor y varios acreedores, por lo que los deudores se obligan solidariamente para con el deudor.

Características de la obligación solidaria.

La obligación solidaria se caracteriza porque el acreedor puede exigir el cumplimiento de la obligación a cualquiera de los deudores, al que elija el acreedor, de modo que este no está obligado a reclamar a todos, sino que depende de su arbitrio.

Y si la obligación solidaria surge de la existencia de un deudor y varios acreedores, que no es común, pero existe la posibilidad, el deudor puede pagar a cualquiera de ellos a su voluntad.

Quien asume una obligación solidaria se compromete a responder por ella en las mismas condiciones que los demás obligados.

Clases de obligaciones solidarias.

Existen dos clases de solidaridad según los artículos 1570 y 1571 del código civil:

  • Solidaridad activa: se entiende por solidaridad activa el caso en el cual existe un deudor que tiene dos o más acreedores solidarios; en esta situación si el deudor ha sido demandado por alguno de los acreedores debe pagarle a este; mientras que si no media demanda contra el deudor, él es libre de escoger cualquiera de los acreedores y pagarle.
  • Solidaridad pasiva: aquí no hay pluralidad de acreedores, sino de deudores y en este caso el acreedor podrá demandar el cumplimiento de la obligación de todos los deudores solidarios o escoger uno a su opción.

Cuando se presenta la compensación, la novación, la condonación entre el deudor y uno de los acreedores solidarios, se extinguirá la obligación respecto a los otros, siempre y cuando el deudor no haya sido demandado por alguno de ellos.

¿Qué sucede cuando un deudor solidario que ha sido demandado solo cancela una parte de la obligación?

Cuando ocurre esta situación la obligación se extingue solo en lo que respecta al cumplimiento parcial, es decir, la obligación subiste en la parte insoluta para el resto de deudores solidarios.

Por otro lado, cuando se da la figura de la novación entre el acreedor y uno de los deudores solidarios, se extingue la obligación respecto a los demás deudores solidarios a menos que los demás deudores consientan en la novación, y por ende accedan  a la nueva obligación.

Respecto a la obligación solidaria en la cual la obligación es la de entregar una cosa, se refiere el código civil que, si dicha cosa perece por culpa o estando en mora uno de los deudores solidarios, les corresponde a todos por la figura de la solidaridad pagar el precio de la cosa, pero los perjuicios derivados del perecimiento de la cosa o de la mora solo podrá demandarla el acreedor en contra del deudor moroso o culpable según el caso.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.