¿Qué son los Swaps?

El término swap proviene del inglés "to swap": intercambiar. Es un producto derivado financiero y se trata de un contrato de intercambio de flujos financieros entre dos partes, que son generalmente bancos o instituciones financieras.

El acuerdo del swap define las fechas en las que los flujos de dinero deben ser pagados y la forma en la que son calculados. Usualmente en el momento en que el contrato es iniciado, al menos una de las series de flujos de efectivo es determinada por una variable aleatoria o incierta como una tasa de interés, tasa de cambio, precio de productos básicos, etc.

Los swaps pueden ser utilizados para cubrir ciertos riesgos como el riesgo de tasa de interés, o para especular sobre los cambios en la dirección esperada de los precios subyacentes.

Los swaps fueron introducidos por primera vez en 1981 cuando IBM y el Banco Mundial hicieron un acuerdo swap.

Hoy en día, los swaps están entre los contratos financieros más negociados en el mundo: el monto total de intercambios de tasas de interés y de divisas fué de más de 427 trillones de dólares en 2009, de acuerdo con la Asociación Internacional de Swaps y Derivados, ISDA, por sus siglas en inglés. La mayor parte de este monto es realizado con swaps de tasas de interés.

Existen muchos tipos de swaps, pero los cinco más importantes son swaps de tasas de interés, swaps de monedas, swaps de créditos, swaps de productos básicos y swaps de acciones.

Swaps de tasas de interés: conocido en inglés como "plain vanilla interest rate swap", intercambia los intereses de un préstamo o depósito hipotético a tasa variable contra intereses a tasa fija.

Swaps de monedas: "Cross currency swap", con el que se intercambian tasas de interés a mediano o largo plazo denominadas en dos monedas diferentes.

Swaps de créditos: intercambia una protección sobre el riesgo de crédito de un emisor de obligaciones contra pagos periódicos y regulares a lo largo de la duración del swap.

Swap de productos básicos o materias primas: intercambia un precio fijo, determinado al momento de la conclusión del contrato contra un precio variable, en general calculado como el promedio de un índice sobre un periodo futuro.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.