Efectos en la economía por la variación de la tasa de interés

Cualquier variación en las tasas de interés que realice el banco de la república puede tener efectos tanto negativos como positivos en la economía del país, sin que exista una regla o infalible  ni un manual de lo que sucederá, por cuanto en la economía confluyen múltiples variables.

Las tasas de interés tienen un efecto directo en el sector financiero, por ejemplo encareciendo o abaratando los créditos, que a su vez puede tener efecto en el comportamiento del consumo y la demanda, así como en la capacidad de ahorro y en la misma inversión.

Cuando la tasa de interés sube, sube necesariamente el costo de los créditos, lo que dificulta la capacidad del sector empresarial para financiar las inversiones y afecta la capacidad de consumo de las familias. Esto a su vez puede tener incidencia en el nivel de desempleo, por la misma dificultad de las empresas para financiar su crecimiento y desarrollo debido al encarecimiento del crédito el cual disminuye el consumo, y si el consumo disminuye, el empleo también suele hacerlo, por cuanto el sector productivo deber reducir la oferta, y para reducir la oferta hay que disminuir la producción.

El hecho de que los créditos se encarezcan implica que la demanda se vea disminuida, puesto que el consumidor estará reacio a consumir con tarjetas de crédito o a realizar créditos de consumo.

Cuando las tasas de interés son elevadas, es atractivo para el ahorro, por lo que mucha gente preferirá ahorrar que gastar, contribuyendo así a contraer la demanda.

La disminución del consumo afecta directamente la demanda, por lo que la inflación tiende a disminuir como respuesta a la sobre oferta que se produce al bajar la demanda.

En el caso contrario, cuando las tasas de interés disminuyen, el costo de los créditos disminuye, por lo tanto financiar inversiones resulta atractivo, contribuyendo al incremento de la producción y del empleo.

Igualmente, al disminuir las tasas de interés el consumo aumenta, en especial el consumo financiado por créditos, lo que también incrementa la producción y la demanda.

Una consecuencia directa del incremento de la demanda, es el incremento de los precios tanto de los costos de producción como de los bienes y servicios finales, que es lo que conocemos como inflación.

Al disminuir las tasas de interés, ahorrar ya no es atractivo, ni invertir en aquellos sectores en los que su rentabilidad está sujeta a las tasas de interés, por lo que muchos inversionistas prefieren comprar divisas, presionando el incremento de la tasa de cambio.

Cuando la tasa de interés aumenta, el precio del dólar tiende a disminuir, puesto que ahora habrá algo más atractivo que comprar dólares, y los recursos se dirigen a otras opciones distintas al dólar.

En el mundo globalizado no solo se depende del comportamiento de las tasas de interés internas, sino que se depende en gran medida del comportamiento de las tasas de interés de países como Estados unidos, Japón y la Unión europea.

Cuando en Estados unidos, por ejemplo, baja la tasa de interés, los inversionistas prefieren migrar su capital a otros países en los que les sea más rentable invertir. Es por eso que cuando en Estados unidos la reserva federal decide disminuir la tasa de interés, se puede producto en el país una avalancha de dólares presionado  este a la baja, afectando de paso a los exportadores.

Cada una de las variables y situaciones tienen su efecto en la economía, pero esta no se puede evaluar en función de una sola variable o situación, sino con base al comportamiento de todas las variables y elementos que la conforman, algo que es tan extremo complejo, que en toda la historia no ha existido ningún estado que haya encontrado el tratamiento correcto de las diferentes variables ni de la economía en general, y menos en un mundo globalizado donde casi en tiempo real se globalizan las situaciones tanto positivas como negativas, lo que convierte en imposible poderlas controlar las diferentes variables económicas.

Por supuesto que no siempre se presenta la situación esperada, puesto que la economía se mueve en función de un conjunto de muchas variables, y el comportamiento de unas puede anular el comportamiento esperado de otras, por lo que en economía nada es definitivo, y nada es predecible con exactitud.

Por ejemplo, la regla general es que cuando el precio del petróleo sube el dólar en Colombia baja, pero hay ocasiones en que no es así y todo parece ir en contracorriente, y eso se debe a que además del precio del petróleo, en algunos momentos hay otros factores que pesan más en el precio del dólar.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. RONALD dice:

    POR FIISS AYUDENMEEN CON ESTA PREGUNTA
    Por qué no aumenta la inversión interna en el ECUADOR

  2. Lisseth Zapata dice:

    Saludos cordiales…
    Solo quiero advertir a las personas que desean investigar e ingresaron a este página, que la información aquí es errónea y no tiene idea dee las varibles económicas de las que está “tratando de informar”.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.