Inicio » Derecho comercial. » (13 / 06 / 2010 )

Validez de la firma de los ciegos

Para que la firma de una persona ciega tenga validez, se requiere de una serie de solemnidades contempladas por la ley.

Cuando se realizan negocios o contratos mercantiles en las que interviene una persona ciega, olvidamos que esa firma no obliga a la persona ciega, si no se cumplieron ciertos requisitos, de modo que un contrato así puede no tener ninguna validez.

Sobre el respecto, dice el artículo 828 del código de comercio:

La firma de los ciegos no les obligará sino cuando haya sido debidamente autenticada ante juez o ante notario, previa lectura del respectivo documento de parte del mismo juez o notario.

Estos requisitos buscan evitar que una persona con discapacidad visual, sea víctima de una estafa o timo, por cuanto ésta nunca tendrá conciencia del contenido del documento firmado.

Se supone que la lectura en voz alta que haga el juez o notario en presencia del firmante ciego, es suficiente para que la persona ciega tenga pleno conocimiento de las obligaciones que aceptará al estampar su firma en un documento.

Estos requisitos especiales son ignorados por muchas personas que realizan negocios y transacciones comerciales, con personas ciegas o que tienen una limitación visual que les impide reconocer claramente el contenido de un documento, situación que hace inválida la firma y la obligación, si previamente no se ha autenticado ante notario o juez.

En estos casos, el peligro no siempre es para la persona ciega, sino para quien de buena fe hace un negocio con una persona ciega, y ésta aprovechándose de su limitación física [y de la ley], puede evadir la obligación que supone la firma de un documento o contrato, por lo que al final el timado o estafado resulta ser el que puede ver todo bien, pero que desconocía la ley.

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.