Dolarización

La dolarización; ¿solución o maquillaje?

Como consecuencia de la revaluación del peso colombiano, algunas personas han considerado la posibilidad de dolarizar la economía como solución al problema de le “fortalecimiento del peso”. Esta, aunque bien podría ser una solución, no es una solución que busque combatir el origen y la causa de la revaluación. Al dolarizar la económica, si bien desaparece el problema de la revaluación, no desaparecen las causas, y quizás tampoco las consecuencias. Es como cuando se sufre de cáncer y el paciente se trata con analgésicos; el dolor desaparece pero el cáncer sigue presente y desarrollándose.

Concepto de dolarización

La dolarización consiste en que la moneda de un país es reemplazada por el dólar, es decir, que la moneda local es retirada de circulación y reemplazada por el dólar, lo cual significa que todas las operaciones económicas y comerciales se realizaran en dólares. Todas las transacciones llevadas a cabo en un país dolarizado se realizarán totalmente en dólares.

La dolarización como solución al problema de la revaluación del peso

En los últimos meses, el peso colombiano ha sufrido una fuerte revaluación, lo que le presentado un grave problemas a los exportadores y ha significado la quiebra de algunos de ellos, con la consiguiente perdida del empleo.

Al revaluarse el peso, el exportador recibe menos pesos por cada dólar exportado lo que afecta sus ingresos. La revaluación en los últimos días ha sido superior al 15%, lo que significa que los ingresos de los exportadores han disminuido en ese mismo porcentaje lo cual es un problema grave para el empresario.

Ante este problema, es evidente que se requiere implementar medidas para contrarrestar el problema y sus consecuencias, para lo cual el estado dispone de diferentes herramientas como son la Política cambiaria, la Política monetaria, la Política fiscal y la misma Política económica. La revaluación es consecuencia del manejo que se de a las anteriores políticas y la solución debe provenir de las mismas, que son las causantes del problema, y por consiguiente es con base a ellas que se deben dirigir las posibles soluciones.

Si bien la dolarización es una posible solución al problema, no ataca la raíz del problema, es simplemente un “paño de agua tibia” es maquillar el problema, o peor, es evitar o eludir el problema.

Al dolarizar ya no habrá que preocuparse por que el exportador reciba más o menos pesos, pues el fenómeno de la revaluación desaparece al desaparecer la moneda local, pero poco se consigue si las políticas de estado siguen siendo equivocadas.
Aunque en principio parezca una buena solución, a largo plazo puede resultar contraproducente en la medida en que el estado pierde el control de la moneda, toda vez que el manejo del dólar depende de las políticas que fije Estados unidos, y esas políticas se implementarán sin tener en cuenta la realidad económica del país que ha adoptado el dólar como su moneda, lo que a la postre puede arruinar la economía del país que ha optado por dolarizar la economía en lugar de enfrentar y solucionar sus problemas.

Si no se ha podido solucionar el problema cuando el estado tiene el control de su moneda, cuando tiene los elementos y las herramientas necesarias para hacerle frente, muy seguramente tampoco podrá solucionar cualquier problema que surja en una economía dolarizada, cuando el manejo del dólar depende de otro país que poco le importa los problemas que pueda tener Colombia. Dolarizar la economía puede es sencillamente renunciar a las herramientas que tenemos para solucionar nosotros mismos el problema. Es entregarle la solución de los problemas a otro país que no hará nada por solucionarlo, es renunciar a la solución de nuestros problemas.

Las causas de la revaluación están en Colombia y se deben solucionar aquí, pues Estados unidos no lo hará. Dolarizar la economía es sencillamente reconocer nuestra incapacidad de manejar la economía, es tomar el camino fácil y comprometer aun más el futuro económico del país.

Por otro lado, la dolarización en la mayoría de los casos se ha implementado para combatir otro tipo de problemas como es la inflación, y aunque en Colombia se empiezan a ver síntomas inflacionarios estos están lejos de considerarse un verdadero problema. Aun es posible manejar un índice de inflación de un digito, algo que no amerita desde ningún punto de vista una posible dolarización.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.