¿Qué es una divisa?

Se llama divisa, básicamente a la moneda utilizada por un país ajeno a su lugar de origen. En otras palabras, la divisa no es más que la moneda extranjera respecto a un país de referencia. Nótese que la definición contiene el término “moneda” (metal y papel moneda). De esta manera, el mercado internacional se basa en las relaciones de valores entre las distintas monedas, que son publicados diariamente. Las principales divisas son: el euro, el dólar estadounidense, el yen, la libra esterlina y el franco suizo. Encabeza la lista el dólar, que se toma generalmente como referencia para las restantes.

Las distintas divisas fluctúan entre sí contantemente en el mercado mundial. Dependen de la ley de oferta y demanda, de las importaciones y exportaciones, inflación y deflación, etc. Por otro lado, también puede ser determinante la situación política del país o la psicología del mercado. Muchas son las variables que condicionan el tipo o tasa de cambio, es decir, el precio de una moneda respecto a otra. En definitiva, la salud de cada economía condicionará si estos cambios de divisa en las transacciones internacionales le son favorables o no.

El mercado de divisas se denomina “Forex”. El término proviene de la abreviatura de “foreign exchange” (intercambio extranjero). Este mercado es el que abarca más volumen de transacciones actualmente por parte del sector privado. A diferencia del mercado de la bolsa, el mercado Forex está descentralizado y ocupa una red mundial que está operativa las 24 horas del día. Pese a ello, este mercado se apoya en cierta manera en las bolsas de Londres, Tokio y Nueva York, siendo sus principales centros de negociaciones. En este mercado participan tanto bancos como empresas, bancos centrales o inversores privados.

A nivel del inversor particular, los brokers son los intermediarios para operar con divisas. El objetivo es beneficiarse de las fluctuaciones de los valores entre las monedas mediante operaciones de compra y venta. Del mismo modo, existen empresas que gestionan fondos de inversión que participan con bonos y acciones en mercados extranjeros.

A modo de conclusión se puede acotar algo más el objetivo del mercado de divisas. En primer lugar, es el que determina la valor de una moneda respecto a la de otro país, otorgando la posibilidad de realizar transacciones con distintas divisas, facilitando mucho la cobertura y agilizando las operaciones. Por otro lado, realiza funciones de crédito. El transporte de mercancías de un país a otro no es instantáneo, así que se han ido creando distintas herramientas para facilitar créditos, como cartas de crédito o letras de cambio.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.