Tipo de cambio

El tipo de cambio es el valor de referencia por el que se intercambia o negocia un par divisa, por ejemplo, el dólar y el euro.

¿Qué es el tipo de cambio?

En el mercado de divisas se intercambias divisas, y el tipo de cambio es la relación, tasa o precio de cada divisa con respecto a otra divisa.

Cuando una persona o una empresa necesita divisas, como por ejemplo dólares, debe comprar esos dólares y pagarlos con su moneda local, y el valor que tenga que pagar por cada dólar es el tipo de cambio.

Cada divisa tiene un tipo de cambio con respecto a otra divisa. El dólar, que es la divisa de referencia a nivel mundial, tiene un precio frente al euro, otro precio frente a la libra, otro frente al yen, con el yuan, peso, etc.

¿Quién determina el tipo de cambio?

Por regla general el tipo de cambio lo determina el mercado; es este quien fija el precio de una divisa según el momento en que se realiza la operación de compraventa de la divisa respectiva.

En algunos países el tipo de cambio está regulado, o directamente fijado por el gobierno, y como es un precio que no se corresponde con el comportamiento del mercado, que no obedece a la oferta y demanda de divisas, se crean mercados negros o paralelos en los que sí se refleja el valor real de la moneda.

Cómo se determina el tipo de cambio.

El tipo de cambio lo determina el mercado con base con base a la oferta y demanda de la divisa en cuestión.

Por ejemplo, si hay mucha demanda por dólares, el precio de este subirá, y si hay pocas personas interesadas en comprar dólares, su precio bajará.

La demanda es la que determina el tipo de cambio, pero esa demanda dependerá de multitud de factores externos y externos, como la política económica, los impuestos, las guerras, los precios de las materias primas, la inestabilidad o estabilidad política, los tipos de interés que fija la Fed, el Banco central europeo y otro banco central, etc.

Esa multitud de situaciones inciden en la decisión de las personas y empresas en comprar o no una divisa determinada, y es lo que al final determina la demanda y el tipo de cambio.

¿Para qué sirve el tipo de cambio?

El tipo de cambio sirve para saber cuánto debemos pagar para comprar una moneda cualquiera, como un dólar o un euro.

Sin embargo, el tipo de cambio tiene otras aplicaciones, como puede ser el de un indicador de la estabilidad de una moneda o la economía de un país.

Por ejemplo, cuando en un país el precio del dólar se incrementa un 20% en un solo día, significa que la moneda local se ha devaluado un 20%, y lo más probable es que sea un indicador de inestabilidad del país, es un indicador de que los inversionistas no confían en la moneda local y prefieren comprar dólares, o que están liquidando sus inversiones para salir del país, etc.

La subida o bajada del tipo de cambio dice mucho sobre la economía y la política de cada país. Cuando se pierde la confianza en un país se refleja en el tipo de cambio.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.