Margen de intermediación bancaria

El margen de intermediación bancaria es un término que hace referencia a la diferencia que existe entre los intereses que paga el banco a quien ha solicitado el dinero y los que cobra a quien se lo presta.

La banca basa su negocio en conseguir recursos financieros del mercado a partir de distintos pasivos (como depósitos a corto y largo plazo, certificados de depósitos, etc., con las obligaciones que esto supone). Y esto lo invierte en activos, como créditos a corto plazo, medio y largo plazo, etc. Esta diferencia entre las rentas que saca de los activos y el coste que supone los pasivos es lo que conforma el margen de intermediación, que se expresa con valor absoluto o relativo y siempre referido a un período de tiempo concreto.

Si al margen de intermediación, mostrado en valores absolutos, se le restan los costes de la operación y otros gastos adicionales, se obtiene el beneficio de esa rentabilidad para ese período de tiempo que hemos referido. En realidad, estos márgenes son muy estrechos, pero si lo adaptamos a sumas considerables de dinero, dejan un beneficio importante.

Para observar este margen de intermediación bancaria y conocer si  es muy alto o, por el contrario, es razonable, se debe proceder a su cálculo. Hay dos maneras de calcularlo: una "ex-ante" y otra "ex-post". El indicador "ex-ante" es la diferencia que hay entre el interés activo, que es la cantidad a la que se pactan los préstamos, y el interés pasivo, que es la cantidad a la que se pactan los depósitos. Y el indicador "ex-post" es la diferencia entre los ingresos obtenidos de los intereses de los préstamos y los costos que supone obtener depósitos.

El margen "ex-ante" tiene algunas desventajas con respecto al margen "ex-post": no tiene en cuenta que no se recuperan todos los créditos que extiende un banco y tampoco tiene en cuenta la diferencia entre la cantidad que puede prestar un banco, por los recursos que dispone, y los depósitos que puede captar. Aún así, la información que nos proporciona el margen "ex-ante" debe ser tenida en cuenta y valorada en su medida ya que, básicamente, refleja la situación de la prima de riesgo: cuanto mayor sea el margen "ex-ante", mayor será la prima de riesgo. Este margen "ex-ante" irá reduciéndose conforme se recupere la economía y la situación financiera se estabilice.

Estas desventajas del margen "ex-ante", hacen del margen "ex-post" la mejor opción para hacer un seguimiento de la eficiencia con la que la banca interviene recursos en la economía.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.