¿Mi conjunto cumple con la ley de piscinas?

Se acerca la época de las reglamentarias Asambleas Ordinarias de las diferentes copropiedades y con esta, la de rendición de cuentas del Administrador, del Consejo de Administración, como de contadores, revisores fiscales y abogados, así como los infaltables mea culpa de propietarios, junto con las tradicionales pugnas de poder que desde siempre las caracteriza.

Es entonces el momento propicio para el llamado, que asi como Diciembre es tiempo de reflexión interior y proyección familiar, sea este, un periodo particular más allá de guardadillos personales, de reflexión exterior y verificación del apegamiento de nuestro Edificio, Conjunto, Agrupación o Condominio ya de vivienda, ya de fin de semana, a las distintas normatividades, queriendo hacer especial referencia en esta oportunidad a la Ley 1209 de 2008  y  su Decreto Reglamentario 554 de 2015 o “Ley de Piscinas”, los que a pesar de su divulgación e imposición de sanciones, muy pocas unidades cumplen, por las razones que cada una tenga en particular, pero de cuya inobservancia en caso de accidentes, convoca a intrincados líos indemnizatorios, que desde esta tribuna pretendemos prevenir.

Al efecto, de manera didáctica atendiendo que este blog es consultado por infinidad de personas con distintos intereses, efectuaremos referenciamientos globales, desde los cuales, particularmente cada quien puede sencillamente satisfacer su inquietud.

En esta forma, lo primero es significar que esta Ley, aplica únicamente para las piscinas de uso colectivo público o privado, esto es, las destinadas para uso de más de una familia independientemente de cuantos integrantes la compongan, y por extensión a aquellas que correspondiendo a viviendas uni-habitacionales -piscinas de casas individualmente consideradas-, han sido directa o indirectamente, alquiladas, prestadas, o facilitadas a cualquier título, modo o condición, aun con la presencia del propietario.

Lo segundo, que las piscinas de uso colectivo, se clasifican en Públicas o de acceso sin ninguna restricción; Restringidas o de acceso previo el cumplimiento de cualquier formalidad, como las de los clubes, centros vacacionales y recreacionales, condominios, edificios, conjuntos residenciales, escuelas, entidades, asociaciones, hoteles, moteles, etc.; y, Especiales, utilizadas para fines distintos al recreativo, deportivo o al esparcimiento, ya que sus aguas presentan características físico-químicas específicas, entre las que se incluyen las terapéuticas y las termales.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.