¿Por qué una moneda o divisa vale más que otra?

Una moneda o divisa siempre vale más que otra, como, por ejemplo, el dólar vale más que el peso colombiano; el euro vale más que el dólar, etc. ¿A qué se debe esa situación?

Qué determina cuánto vale la moneda de un país en comparación con otra.

A priori se puede afirmar que el valor de una moneda depende de la productividad y competitividad de la economía del país; entre más competitiva, productiva, estable y fuerte es una economía, su moneda será más fuerte, valdrá más, pero el asunto es más complejo.

Para entender de forma completa las causas que afectan al valor de las distintas monedas, hay que conocer en primer lugar cuáles son las funciones de las reservas de divisas (que cualquier país del mundo debe poseer si quiere hacer frente a pagos internacionales y a compras de bienes para la importación).

Los economistas suelen argumentar que las divisas (es decir, las monedas extranjeras que poseen los diferentes bancos nacionales o supranacionales, como en el caso de la Unión Europea) cumplen una triple función de protección para Estados y Bancos Centrales: las monedas extranjeras permiten hacer frente a las obligaciones del país a corto plazo, servir de dique de contención ante un ataque especulativo a la moneda nacional y evitar -en la medida de lo posible- que el tipo de cambio varíe de forma excesiva de los valores preestablecidos.

El valor de las monedas o divisas.

Teniendo en cuenta que el Sistema Monetario Internacional (que se encarga de regular los tipos de cambio de todas las monedas) debe servir para crear medios de pago mundiales, dotar de liquidez al sistema y corregir los desequilibrios que puedan producirse en las balanzas de pagos de los diferentes países, son varias las razones que explican por qué una moneda vale más (o menos) que otra.

Así, el tipo de cambio de las monedas (que es el precio que equilibra la oferta y la demanda de la divisa en todo momento) está determinado por la confluencia de varios factores:

  1. Los diferenciales de inflación. Esto significa que la moneda en cuyo país haya un proceso inflacionario sufrirá una depreciación, ya que su poder adquisitivo será menor y esto implicará un aumento de la demanda de otra divisa para comprar bienes o servicios.
  2. Los diferenciales de interés. La moneda en cuyo Estado el tipo de interés sea más alto se apreciará, ya que la demanda de compra de esta divisa aumentará por parte de inversores de otros países.
  3. El ritmo de crecimiento económico del país. Si la renta nacional de un país (que podemos denominar 'A') aumenta con respecto a la renta de un país ('C'), la moneda del primero se apreciará con respecto a la moneda del segundo, puesto que la demanda de moneda del primer país será mayor que la del segundo.
  4. Cambios de expectativas políticas y económicas. Si en un país hay problemas de orden político o económico (espiral inflacionista, paro creciente o inestabilidad socio-política), su moneda sufrirá un proceso de devaluación con respecto a otras divisas.
  5. Los controles por parte del Estado. Las instituciones monetarias del Estado pueden provocar subidas o bajadas en la cotización de una moneda, ya sea imponiendo o eliminando barreras al comercio, ya sea estableciendo tipos fijos, flexibles o semi-flexibles de cambio entre unas divisas y otras.

Si la economía de un país es sana, si su política económica, de deuda, monetaria, fiscal, etc., son responsables, su moneda será más estable y por ende más fuerte, en razón a que bridan mayor confianza a los inversores y demás países.

El precio de una divisa también está influido por la estabilidad política y judicial de un país, pues son factores que tienen efecto sobre la confianza que terceros países e inversionistas tiene en un país, en su economía, y en su capacidad para tomar decisiones correctas.

Por qué el dólar vale más que el peso.

Es una pregunta que nos hacen constantemente, que en parte está respondida con lo anteriormente expuesta, pero como ya lo señalamos, el asunto es más complejo.

El dólar, a pesar de no ser la divida más cara del mundo, es la divisa de referencia para casi todas las transacciones en el mundo; el dólar es aceptado en cualquier rincón del mundo, en tanto el peso nadie lo quiere sino los nacionales.

La economía estadounidense es mucho más fuerte que la colombiana, la chilena o la mexicana, países que utilizan el peso, y la confianza que se tiene en USA es superior a la de estos países lo que lleva a que el dólar sea más aceptado que el peso, lo que aumenta su valor.

El dólar tiene mucho más respaldo que el peso, lo que hace que tenga mucho más confianza y valor para los usuarios, consumidores e inversionistas.

Entre más pobre, ineficiente, corrupto e inestable sea un país, su divisa valdrá menos, y entre más confiable sea el país en todos los sentidos, su moneda valdrá más, lo que se puede comprobar comparando países fuertes y estables como Suiza, e inestables como muchos países africanos o no pocos latinoamericanos.

Qué hace que una moneda pierde su valor.

Ha quedado claro que el valor de la monedad de un país depende de su fortaleza y estabilidad económica, política, social y jurídica, entre otras variables que llevan a tener confianza en ella.

Lo anterior lleva a que una moneda tenga un determinado valor, que en todo caso puede verse disminuido por situaciones puntuales como nivel de endeudamiento, incremento de la inflación, políticas económicas equivocadas, políticas fiscales regresivas, disminución de las exportaciones, disminución del precio internacional de materias primas, inestabilidad política, etc.

Por ejemplo, si un país incrementa los impuestos del 20% al 40%, por ejemplo, que es una medida que la sociedad califica como sana, necesaria y además justa,  será suficiente para que la moneda pierda valor en razón a que las personas que tendrán que pagar ese impuesto harán lo posible por sacar su riqueza del país, los inversionistas extranjeros no vendrán, y los que vinieron se irán, y por ello es tan complejo que los países puedan lograr un equilibrio en su economía que estabilice su moneda sin perjudicar a ningún sector.

Esto no quiere decir que el incremento de impuestos sea el responsable de la pérdida de valor de una moneda, sino que ninguna medida aislada es suficiente, siendo necesario una política integral a fin de contrarrestar los efectos de negativos de algunas medidas al tiempo que se potencian los efectos positivos de otras logrando al final un resultado positivo.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp

Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Ignacio Mario Mba Abogo Avomo Dice:

    Es muy interesante conocer ese tipo de cosas; ya que siempre han surgido inquietudes sobre esos temas. Muchas gracias por la información

    Responder
  2. Alex Lope Dice:

    Mucho bla bla bla y al final no dijo por que el euro vale más que el dolar :v

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.