Propiedad industrial

La propiedad industrial se refiere al conjunto de derechos exclusivos que protegen tanto las invenciones como las creaciones en el ámbito industrial y comercial de una empresa o persona natural.

Importancia de la propiedad industrial.

El concepto de propiedad industrial es esencial para proteger las inversiones que las empresa hacen en investigación y desarrollo (I+D), lo que favorece la innovación en las empresas, puesto que la propiedad industrial está protegida por la ley en la medida en que esté debidamente registrada.

El éxito de una empresa y de un país, es la creación de formas eficientes para realizar procesos, lo que requiere grandes inversiones económica y de capital humano, y el producto de esa inversión es lo que construye la propiedad industrial como derecho sujeto a protección.

Elementos de la propiedad industrial.

Entre los elementos de la propiedad industrial podemos resaltar los siguientes:

  • Patentes: Protegen invenciones nuevas, soluciones técnicas a problemas existentes y en general, procedimientos para realizar tareas.
  • Marcas: Signos distintivos que identifican productos o servicios en el mercado.
  • Diseños industriales: Protección estética, de apariencia o de funcionamiento de un producto o servicio.
  • Secretos comerciales: Información no divulgada que otorga una ventaja competitiva a la empresa.

Los elementos deben estar plenamente identificados para su debido registro y protección.

Características de la propiedad industrial.

Se pueden resaltar las siguientes características de la propiedad industrial:

  • Exclusividad: El titular tiene el derecho exclusivo de utilizar su creación.
  • Temporalidad: Estos derechos están limitados en el tiempo (por ejemplo, las patentes suelen durar 20 años, algunos otros 80 años, etc.).
  • Territorialidad: La protección es generalmente válida solo en el territorio donde se ha concedido.
  • Transmisibilidad: Los derechos pueden ser cedidos, vendidos, licenciados o transferidos.

Diferencia entre propiedad intelectual y propiedad industrial.

La propiedad intelectual hace referencia a las ideas producto del ingenio humano en campos como el científico, cultural, artístico, etc., sin que tengan aplicación al sector industrial productivo, en tanto la propiedad industrial es el conocimiento aplicado al sector producto o dentro de una empresa, que le permite generar beneficios.

Manejo contable de la propiedad industrial.

Bajo las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), los activos que forman parte de la propiedad industrial generalmente se clasifican como activos intangibles. Según la NIIF, un activo intangible es un activo identificable no monetario sin sustancia física.

Para que un activo intangible, del que hacen parte algunos elementos de la propiedad industrial,  sea reconocido en los estados financieros, debe cumplir con ciertos criterios:

  • Identificabilidad: El activo es identificable, ya sea porque es separable o surge de derechos legales o contractuales.
  • Control: La entidad tiene control sobre el activo, es decir, tiene el poder de obtener los beneficios económicos futuros que fluyen del mismo y puede restringir el acceso de otros a esos beneficios.
  • Beneficios Económicos futuros: Se espera que el uso del activo genere beneficios económicos futuros para la entidad.
  • Costo del Activo: El costo del activo puede medirse de manera fiable.

La empresa debe llevar un registro exacto de los costos en que ha incurrido para desarrollar adquirir los distintos elementos constitutivos de la propiedad industrial para garantizar una correcta valoración.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Deje su opinión o su pregunta.

Regístrese para informarle cuando se responda su pregunta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.